LO QUE PABLO VIO CUANDO ESTUVO CIEGO

Sermón de 5 puntos del hermano David Roper:

a) Él vio que Jesús era el hijo de Dios.

b) Él vio que era un pecador desesperado en necesidad de salvación.

c) Él vio que no se puede separar a Cristo y a su iglesia.

d) Él vio que tenía que hacer un cambio religioso.

e) Él vio que necesitaba hacer algo a fin de ser salvo.

Descargar sermón en texto completo en pdf, 8 páginas tamaño carta:

ADORACIÓN EN CUARENTENA

zoomDurante las últimas semanas, la congregación donde predico ha estado haciendo algo muy inusual … no nos hemos reunido en el edificio de la iglesia para adorar. Debido al Covid-19, hemos estado adorando en nuestros hogares y viendo una transmisión de video. Y voy a ser honesto y decirte que no me gusta. Me gusta reunirme en un grupo grande, interactuar con todos y estrechar las manos. NO reunirme es algo que rara vez he experimentado. En 1989―el huracán Hugo provocó una gran destrucción en la ciudad de Charleston y por un período de tiempo no pudimos reunirnos. Cuando estaba en el ejército. El año pasado tuve un accidente en una motocicleta de 4 ruedas que me llevó al hospital durante 3 meses, y no pude adorar con todos juntos. A veces tenía que sintonizar completamente solo en la habitación del hospital, con enfermeras interrumpiendo. Realmente lo detestaba. Pero desde que salí, no me he perdido un solo servicio, aunque a veces he tenido mucho dolor. Tengo muchas ganas de estar allí.

Pero esta situación actual (con este virus) ha generado muchas preguntas. Estamos experimentando cosas que nunca hemos experimentado. Le pregunté a un miembro de nuestra congregación que tiene 92 años si alguna vez había visto algo así. Él dijo “nunca.” Los ancianos están evaluando cosas que no han tenido que evaluar antes. Preguntas que nunca han considerado. He tenido predicadores y amigos llamándome y preguntándome: “¿Qué piensas de esta situación?” Entonces, ¿Qué debemos hacer? Los ancianos donde predico han considerado esta situación con mucho cuidado y decidimos que, con todos los factores considerados, reunirse en nuestros hogares con una transmisión online es la mejor situación “por ahora.”

No obstante, si ve en Internet, algunas personas plantean objeciones y dicen que esta decisión que nosotros (y muchos otros) estamos tomando es incorrecta. Entonces, creo que debemos considerarlo, porque no queremos hacer nada mal. Su servidor pensó: “Si al estudiar esto, determino que está mal, entonces tendré que volver con los otros ancianos e intentar persuadirlos.” Realmente quiero estar en lo correcto – HACER lo correcto. Entonces, lo que me gustaría hacer durante los próximos minutos es hablar sobre esta decisión que muchas congregaciones están tomando de “cancelar la reunión pública a cambio de la adoración en nuestros hogares.”

En primer lugar, es importante que se nos recuerde que la Biblia nos ordena que “nos reunamos.” Muchas veces he predicado sobre el pecado de dejar de reunirse. De hecho, trato de predicar sobre ello, al menos una vez al año. Hechos 20:7 dice que los discípulos se reunieron para partir el pan. I Corintios 11:17 – “congregáis.” I Corintios 11:18 – “reunís.” I Corintios 11:20 – “reunís.” Y podría continuar … Creemos que los cristianos deberían reunirse el primer día de la semana. Y cuando termine esta situación actual, sería incorrecto que una persona dijera: “Bueno, me gustó quedarme en casa. Creo que simplemente lo haré por Internet.” Eso sería incorrecto. Ahora, para el resto de la lección, quiero sugerirles 5 principios bíblicos que creo que enseñan que lo que estamos haciendo (nuestro arreglo de adoración actual) es justo a la vista de Dios.

Amor y preocupación por los demás

            Una de las acusaciones que se están haciendo hacia aquellos que están reorganizando su adoración, como nosotros, es que tienen miedo y que el miedo es un pecado. Pero como ve, no hemos tomado esta decisión por miedo. Hemos tomado esta decisión por amor y preocupación por nuestros miembros y la comunidad en general. Creemos que esto es practicar la Regla de Oro (Mateo 7:12). Actualmente, el gobierno nos dice que reunirse en grupos de más de 10 personas incrementa grandemente el riesgo (incluso hasta el punto de morir). Seguramente, reubicar temporalmente nuestras asambleas, es mantener los principios cristianos.

En Mateo 12, hay una situación muy interesante. Los discípulos de Jesús habían arrancado un poco de grano para comer en sábado. Versículo 2: “Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.” No les parecía lícito y estaban quejándose al respecto. Jesús dijo: “¿O no habéis leído en la ley [eso es lo que tenemos que hacer, leer en la ley] cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa?” Puede parecer que los sacerdotes estaban violando el sábado, pero no lo estaban. A los fariseos les parecía que los discípulos de Jesús estaban violando el sábado, pero no estaban. No obstante, Jesús dijo en el versículo 7: “Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes.”

¿Qué significa lo anterior? Aquí está el punto, El servicio externo a Dios no le agrada, si se hace a expensas de la misericordia (en este caso, estos discípulos hambrientos). Si hoy un hombre observara las formalidades externas de la ley de Dios mientras ignora el amor y la misericordia (que Dios también requiere), los actos externos no le hacen ningún bien. Lucas 14: “Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado (Jesús) para comer en casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban. 2Y he aquí estaba delante de él un hombre hidrópico [una enfermedad producida por acumulación de agua]. 3Entonces Jesús habló a los intérpretes de la ley y a los fariseos, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? 4Mas ellos callaron. Y él, tomándole, le sanó, y le despidió. 5Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque sea en día de reposo? [¿Su punto? Ustedes ni siquiera van a dejar que un animal sufra en el día de reposo. Ayudarlo no era una violación del sábado. ¡Incluso ellos entendían y practicaban eso! ¿Cuánto más la salud o la vida de una persona?] 6Y no le podían replicar a estas cosas.”

  Lucas 13:11 – Jesús enseña en la sinagoga y había una mujer encorvada. El texto dice, “y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.” Jesús la sana, versículo 14, “Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo.” Versículo 15, “Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?” No dejaban que sus animales se quedaran sin agua en el día de reposo … no deberían haberlo hecho. Pero esto era un ser humano que había estado sufriendo durante DIECIOCHO AÑOS. Aprendamos lo que esto significa, “Misericordia quiero, y no sacrificio.” No significa que no obedezcamos a Dios. Significa que servir a Dios en forma legalista mientras se ignora el principio de la misericordia hacia su prójimo, ¡fracasa!

Hermanos, ¿hay un principio aquí para nosotros? Sin duda lo hay. Al ver alrededor―las autoridades médicas, funcionarios del gobierno nos dicen que “Al reunirnos se arriesga a propagar este virus … que puede incluso matar.” Leí un artículo en el Christian Post la semana pasada donde 43 miembros se enfermaron … Diez de ellos dieron positivo por Covid-19 después de que tuvieron un avivamiento en contra la advertencia del gobierno. Dijeron que no querían cancelarlo porque tenían un orador invitado foráneo. El Charlotte Observer tiene un artículo de una iglesia en KY que celebró servicios contra la advertencia del gobernador y un visitante contrajo el coronavirus. Aparentemente, hizo que la iglesia se viera muy mal ante la comunidad. Un artículo dice que la iglesia ahora ha borrado su página de Facebook. El otro día vi una propaganda respecto a cuánto se reduce la propagación de este virus estando en cuarentena. Fue increíble. Amigos, podemos insistir, “¡No, de todos modos, nos vamos a reunir en el edificio!” pero estaríamos cayendo en la misma trampa que los fariseos.

El principio de la cuarentena

            Levítico 13 – Si un hombre tenía una llaga en el cuerpo, iba y se la mostraba al sacerdote. El sacerdote le examinaría ciertas características. Si el cabello en la llaga se había vuelto blanco. Si la llaga era más profunda que la piel que la rodea. Dependiendo de lo que determinara, el versículo 4 dice: “entonces el sacerdote encerrará al llagado por siete días.” En el séptimo día, lo revisaba nuevamente. Si la llaga no ha cambiado, debía poner en cuarentena otros 7 días (14 días). Dependiendo del resultado, lo pronunciará limpio o inmundo. Ahora, no voy a entrar en todos los detalles de la lepra, pero seguramente hay algunas cosas que podemos aprender aquí. Hermanos, lo que estamos haciendo es practicar un método de contención de enfermedades probado bíblicamente.

Principio de consistencia

            Hebreos 10:25 dice que NO debemos de dejar de congregarnos. Uno “deja de congregarse” cuando “decide” no asistir … no cuando se le impide asistir. Hemos entendido que quien está enfermo no se está dejando de reunir. Alguien que cuida a un enfermo no se está dejando de reunir. Además, entendemos que alguien que es contagioso y se queda en casa no se está dejando de reunir. Siempre hemos dicho que alguien que tiene una enfermedad altamente contagiosa debe quedarse en casa. No lo traiga al resto de nosotros. No consideramos eso como “dejando de congregarse.” Ninguno de estos está optando o decidiendo no reunirse.

Ahora considere este pasaje – Hechos 8:1, “En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria…” Entendemos que estos cristianos no estaban dejando de reunirse. Hay momentos en que los cristianos simplemente no pueden reunirse. Entonces, ¿qué hicieron los primeros cristianos en Hechos 8? No lo sabemos Probablemente hicieron lo que estamos haciendo … probablemente se reunieron en grupos pequeños o en hogares individuales. Era común en el primer siglo reunirse en los hogares de las personas. Romanos 16:5 – Aquila y Priscila tenían una iglesia que se reunía en su casa. Colosenses 4:15 – Ninfas tenía la iglesia que se reunía en su casa. ¿Cuantos eran? No lo sé, pero no podrían haber sido demasiados. Luego, los hermanos en Jerusalén se habían estado reuniendo en una gran iglesia, en la iglesia de Cristo de Jerusalén, pero cuando se dispersaron, ya no pudieron hacerlo. Ahora aquí está la pregunta: “¿Pecaron cuando se dispersaron?” ¿Podrían haber dicho, “NO! ¡Tenemos que reunirnos! ¿Lucharemos contra la persecución y nos veremos de todos modos?” No hicieron eso, y no hay indicios de que se equivocaron al dispersarse.

Es interesante que en Apocalipsis 1, encontremos al apóstol Juan, en el exilio en la isla de Patmos, no obstante, él está solo adorando a Dios en el día del Señor. Ciertamente no fue su decisión, pero adoraba a Dios solo. A veces la gente usa Mateo 18:19, “donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” y sugieren que al menos dos son necesarios para la adoración. Eso es un mal uso total de ese pasaje. Pero mi punto es: puede haber circunstancias que lo mantengan alejado de la reunión grupal … Tal vez se disperse en la persecución. Quizás esté en el exilio. En Hechos 28:30, Pablo estuvo bajo arresto domiciliario durante dos años y se perdió la adoración. Estaba en una casa alquilada, pero aparentemente por orden del gobierno romano, no se le permitía salir y cumplir y se perdió la asamblea pública durante 2 años. ¿Él adoraba? Oh, estoy seguro de que lo hacía. No obstante, la circunstancia que NOS impide asistir a una asamblea grupal es la misericordia … tratando de NO propagar una enfermedad. Sin embargo, no estamos abandonando la asamblea.

Autonomía

            Considere esto. La policía bloqueó el área de la ciudad que incluye el edificio de nuestra iglesia y dijo: “¿No pueden entrar, tenemos un convicto fugado en esta área?” ¿Qué haría? ¿Qué pasa si se descubrió Antrax en el edificio de su iglesia? ¿Qué haría? ¿Qué pasaría si los musulmanes plantaran bombas en las iglesias de toda la ciudad y la policía solicitara que no se reunieran hasta que pudieran limpiar el edificio? ¿Nos abriríamos paso y nos arriesgaríamos? ¿Diríamos: “El miedo no nos detendrá!” Crecí en Charleston, SC y prediqué allí durante 8 años. Al estar en la costa, los huracanes eran algo frecuente. Y son muy impredecibles. Y así, se tenía que tomar una decisión. ¿Viene hacia nosotros o no? ¿Qué tan grande es el riesgo? ¿Es esta una tormenta seria, o no? ¿Estamos bien por unos días más o va a volver hacia nosotros? Y, ¿cancelamos nuestra asamblea congregacional o no? Eso era difícil. No quiere precipitarse, pero sin duda no quiere meter la pata con la llegada de un huracán.

            Hermanos ¿Quién toma esas decisiones? esto se reduce a asuntos de juicio. Ahora, ¿quién tiene autoridad en asuntos de juicio? La respuesta es los ancianos. Ahora quiero enfatizar que los Ancianos NO PUEDEN cambiar los mandamientos de Dios. No nos equivoquemos al respecto. Pero cuando el juicio entra en juego, Dios ha puesto los asuntos de juicio en manos de los ancianos. Entonces, ¿qué pasa si le digo a un anciano: “No creo que el huracán se hubiera acercado. ¡No deberían haber cancelado!” O “los vientos no fueron lo suficientemente fuertes.” Hermanos, ¿qué tan cerca o qué tan fuerte debe estar el huracán? ¿Tiene que estar a 80 kilómetros de distancia? ¿15 kilómetros de distancia? ¿100 metros de distancia? ¿Qué tan cerca debe estar antes de que se cancelen los servicios? ¡Hermanos, esto se reduce a una cuestión de juicio!

            Ahora algunos dirán: “¡Pero los ancianos no tienen derecho a cancelar los servicios!” En primer lugar, no creemos eso. Nunca lo hemos creído. Si la situación es lo suficientemente grave, todos entendemos que los servicios pueden cancelarse. Pienso en la congregación en Texas recientemente donde el tirador pudo entrar y matar a varios miembros de la iglesia. Los servicios fueron terminados y cancelados por el resto del día. ¿Alguien los culpó? ¡Por supuesto no! – ¿Y si el huracán estuviera a 100 metros de distancia? ¿Podríamos cancelar? ¡Todos saben que podemos! Pero aquí está el punto número 2: En este momento, ¡no hemos cancelado la adoración! Simplemente nos hemos mudado. Nuestros ancianos están pidiendo a las personas que adoren en sus hogares por esta “necesidad que apremia” por el bien de la salud y la vida de nuestros miembros y la comunidad. Pero aquí está mi punto: cuando los ancianos se ven obligados a hacer este llamado de juicio muy difícil … viene con la autoridad de Dios detrás de ella (Hebreos 13:17) (Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos).

Y cada congregación es autónoma. Es incorrecto que una congregación ataque a otra en asuntos de juicio. La Congregación A no puede decirle a la Congregación B: Bueno, se equivocó al cancelar los servicios cuando el huracán estaba a 80 kilómetros de distancia, creemos que debería haber esperado hasta que estuviese a 15 kilómetros de distancia.

Obediencia civil

            Estamos en una situación en la que el gobierno ha pedido a las iglesias que dejen de reunirse en un esfuerzo por reducir la propagación del virus. Sin embargo, algunos argumentan que “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29). Pero sugeriría que están aplicando mal este pasaje. Si el gobierno nos prohibiera adorar a Dios, eso sería un asunto diferente. Pero eso no es lo que está sucediendo. Están diciendo que por el bien de nuestra salud/vida y la de nuestro prójimo, queremos que dejen de reunirse temporalmente en público. Romanos 13:1-2 dice: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.” Dios dio las autoridades de gobierno para la protección de sus ciudadanos. Estas leyes y prohibiciones que se instituyen debido al coronavirus están destinadas a proteger vidas. Esto es completamente consistente con la voluntad de Dios.

            Hermanos, hemos estudiado esto y hemos concluido que estamos haciendo lo correcto a la vista de Dios. No estamos cancelando la adoración. Nos trasladaremos temporalmente a nuestras casas hasta que esto termine. Lo hacemos por amor a nuestro prójimo y en obediencia constante a la ley de Dios.

Al español[1]

Jaime Hernández

Querétaro, Mex. Abril de 2020

[1]Traducción del telepromter script de la versión en video.

Descargar en pdf: Adoración en cuarentena

EL USO ADECUADO DE LOS LIBROS DE SERMONES

libroSe han dicho cosas duras sobre los predicadores que usan libros de bosquejos o libros de sermones completos. A estos libros, se les ha llamado “atajos para buenos sermones” o el “camino de rosas para el poder del púlpito.”

Sin embargo, el hecho es que los predicadores han comprado, compran y continuarán comprando esta clase de libros. De hecho, algunas librerías religiosas los tienen como sus “Best Sellers.” Esto no debe de sorprender. El mecánico automotriz compra libros sobre ese tema. Los que sermonean les gustan los libros sobre sermones. Eso parece razonable y natural.

Pero ¿Cómo debería de usarse un libro de esta naturaleza? ¿Qué peligros hay en su uso? Descargar el documento, 5 páginas en pdf, dele click al enlace de abajo:

El uso adecuado de los libros de sermones

ORANDO COMO LOS SALMISTAS

orando

Los Salmos han ocupado un lugar especial en el corazón de los cristianos desde el comienzo del Nuevo Pacto. El libro de los Salmos es el libro más citado del Nuevo Testamento. Según un recuento, se cita 79 veces y se alude 333 veces. Eso significa que alrededor del 5% del Nuevo Testamento está vinculado directamente a los Salmos.

El versículo del Antiguo Testamento más citado en el Nuevo Testamento es el Salmo 110:1, citado 18 veces. Los cristianos y las personas religiosas de todo tiempo han recurrido a los Salmos en tiempos de problemas y alegría. Nuestros himnos espirituales frecuentemente son de los Salmos, los citan o los aluden. Los cristianos, cuando se les pide su pasaje bíblico favorito, a menudo recurren a un salmo. Los predicadores y los pastores que aconsejan y consuelan a los que están en duelo encuentran fácilmente un salmo apropiado. Nuestros hermanos que desean proclamar su alegría por alguna victoria pueden expresar su acción de gracias y alabanza en el lenguaje de un salmo.

Desear tener una relación más profunda con Dios, consideramos los Salmos como la piedra angular y la guía para acercarnos a Él. Sin embargo, a menudo tenemos una relación de amor/odio con los Salmos. Por toda la gloria y maravilla que sabemos que está presente, batallamos cuando llegamos allí. El idioma es diferente, a veces aterrador. Las imágenes son distintas. El significado es a veces, quizás muchas veces, difícil. Y hay algunos de nosotros que dicen: “Es poesía. ¿Qué puedo sacar de la poesía?”

Este estudio está diseñado para ayudarnos a estudiar los Salmos con el objetivo de enfocarnos en nuestra devoción y comunicación con Dios. ¿Cómo podemos usar los Salmos como guía para nuestra propia relación espiritual? Intentaremos avanzar con confianza más allá de la relación amor/odio hacia una relación amor/amor.

Si bien hay varios aspectos de la devoción a Dios que podemos estudiar en los Salmos, esta clase se centrará en la oración. ¿Cómo oraban los salmistas? ¿Cuáles eran sus actitudes? ¿Cómo se prepararon? ¿Qué compromisos hicieron? Esta clase no es fácil, y no solo roza la superficie. Lucharemos con problemas difíciles como estar enojado con Dios y ver a Dios como la fuente de todas las cosas. Habrá discusiones que traigan diferentes perspectivas. En lugar de empantanarnos en los diferentes matices de perspectiva, nuestro objetivo es centrarnos en los salmos y obligar a una conversación que nos desafíe a profundizar en nuestras oraciones y a orar más como los salmistas.

Emociónese. Nada nos relaciona con Dios como la oración. Nadie se relacionó con Dios en oración como los salmistas. Qué gran oportunidad tenemos ante nosotros.

Qué Dios nos ayude,

Edwin Crozier

01 Creyendo en el Dios de los salmistas

02 Creyendo en el Dios de los salmistas 2

03 Viéndonos a nosotros mismos como los salmistas lo hacían

04 Viendo la oración como los salmistas

05 Preparándose para orar como los salmistas lo hacían

06 Teniendo el mismo objetivo que los salmistas tenían

07 Siendo rigurosamente abierto, honesto y sincero como los salmistas

08 Siendo creativos como los salmistas

09 Hacer los mismos compromisos que los salmistas hacían

10 Orando cuando los salmistas oraban

11 Escuchando la respuesta de Dios como los salmistas lo hacían

12 Esperando en el Señor como los salmistas lo hacían

13 Orando los salmos

Libro completo, 51 pags. pdf: Orando como los salmistas

ARTÍCULOS SOBRE EL CORONAVIRUS Y LA ASISTENCIA A LA IGLESIA

Bancas

LA ASISTENCIA A LA IGLESIA, EL CORONAVIRUS Y LA CULPA

Este fin de semana, varias iglesias en todo el país han modificado o incluso cancelado los servicios religiosos debido a la amenaza (real o exagerada) que el coronavirus representa para nuestra nación. Algunas congregaciones han cancelado sus clases bíblicas los domingos por la mañana y los miércoles por la noche mientras mantienen los servicios de adoración del domingo por la mañana y por la noche. Otros han cancelado todas las asambleas hasta nuevo aviso.

Debido a estos cambios, he sido testigo de lo que creo que son algunas acusaciones bastante “imprecisas” hechas de ser infieles al Señor y de falta de fe en Dios contra hermanos e iglesias enteras, debido a sus decisiones de modificar sus reuniones semanales.

Lo más probable es que estemos familiarizados con el pasaje que nos exhorta a “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre…” (Hebreos 10:25). Sin embargo, creo que es un grave error intentar aplicar esta exhortación a los hermanos que buscan la salud de los cristianos vulnerables entre ellos. Hay una gran diferencia entre el “dejar de congregarnos” con los santos, que este pasaje prohíbe, y “ausentarse” de la reunión de los santos, que es lo que está ocurriendo actualmente debido al virus. La palabra traducida, “dejar de congregarnos” significa “abandonar, dejar o desertar.”

Por ejemplo, ¿acusaríamos a los enfermos y confinados con que están pecando, porque se están ausentando de las asambleas de adoración? Por supuesto no. La razón es porque el mandamiento está discutiendo el “desertar,” no “ausentarse” de la reunión. Los enfermos no han “abandonado, dejado o desertado” la reunión de los santos, sin embargo, ellos extrañan la reunión de los santos. ¿Qué pasaría si usted se subiera a su automóvil para ir al servicio de adoración cuando ve a su vecino, que también va a la iglesia, tambaleándose, agarrándose el pecho y se cae en su entrada? ¿Lo dejaría allí para poder ir a la iglesia porque, después de todo, existe la orden de no dejar de reunirse, o llamaría al 9-1-1 y se quedarías con él hasta que llegara la ayuda? Seguramente, haría lo posterior, que sería lo correcto. ¿Haría esto que se perdiera la reunión de los santos? Sí, lo más que probable, pero al ausentarse, no habría abandonado, dejado o desertado la práctica de reunirse.

En los dos casos anteriores, un cristiano se perdió la reunión de adoración, pero no pecó en absoluto al “dejar de congregarse” con los santos. Hermanos, las acciones que algunas congregaciones están tomando para proteger a sus miembros más vulnerables, no demuestran una falta de fe en Dios, sino un profundo amor y deferencia hacia sus hermanos y hermanas más vulnerables en Cristo. Además, muchos cristianos trabajan durante toda la semana en poblaciones muy vulnerables y en riesgo. Tomar precauciones temporales que puedan salvarles la vida puede requerir que algunos “dejen” nuestras prácticas habituales, pero eso no significa que hayan “dejado de congregarse” y al Señor. Piénselo un poco.

Steve Higginbotham

MÁS SOBRE EL CORONAVIRUS Y LA ASISTENCIA A LA IGLESIA

            Este artículo es un seguimiento de algunos de los pensamientos expresados en el primer artículo. La razón por la que escribí el primer artículo es que había leído comentarios de cristianos en todo el país que condenaban a personas e iglesias que decidieron alterar su rutina normal debido al virus. Muchos declararon explícitamente que no asistir a los servicios de adoración durante esta crisis de salud era un pecado y una falta de fe en Dios. Creo que tales acusaciones son exageradas y no necesariamente reflejan la verdad. Si bien puede ser cierto que algunos podrían usar esta crisis como una “excusa” para salir de sus obligaciones y responsabilidades con el Señor, ese ciertamente no es el caso para la mayoría de los seguidores de Jesús.

            Permítame compartir algunas ideas adicionales sobre qué acciones podrían ser apropiadas en las circunstancias actuales.

  1. Las Escrituras dan prioridad para “cerrar las puertas” temporalmente debido a una crisis física. En Hechos 8:1-4, la iglesia en Jerusalén estaba creciendo y funcionando bien. Luego surgió una “gran persecución” (Hechos 8:1) contra la iglesia. Saulo fue parte de instigar esa persecución, al entrar en cada casa y arrastrar a hombres y mujeres, y llevarlos a prisión (Hechos 8:4). Si bien la iglesia primitiva no tenía edificios en este momento, sí tenían lugares donde se reunían para adorar, principalmente hogares de individuos. Pero tenga en cuenta lo que hizo la iglesia cuando ocurrió esta amenaza a su seguridad física: se “dispersaron” (Hechos 8:1). Los lugares de reunión donde una vez se reunieron para adorar ahora estaban vacíos de adoradores. Estos adoradores tampoco se mudaron un par de cuadras a la casa de otro miembro. El texto dice que se dispersaron por todas las regiones de Judea y Samaria (Hechos 8:1). En otras palabras, estos cristianos que se reunían fielmente entre sí para adorar, por un tiempo, abandonaron sus lugares de reunión y se dispersaron por la región por su propia seguridad. No estaría entre los que cuestionarían la fe de estos primeros hermanos y hermanas en Cristo. Su decisión de “cerrar las puertas” (donde sea que haya sido) y dispersarse por un período de tiempo por su seguridad física, y probablemente tener que adorar en unidades familiares, no fue una demostración de su falta de fe o su desobediencia a Dios. Si así fuera, Lucas seguramente perdió la oportunidad de exponer y condenar su error.
  2. La acusación de que estamos dando un “mal ejemplo” si optamos por cerrar temporalmente nuestras puertas no es un argumento válido. Algunos han planteado la pregunta: “¿Qué pensarán nuestros conocidos inconversos?” “Si cerramos nuestras puertas, ¿pensarán que estamos más preocupados por nuestra seguridad física y mandatos gubernamentales que en obedecer a Dios?” Pero la otra cara de esa moneda es algo así: “¿Qué pensarán nuestros conocidos inconversos si mantenemos nuestras puertas abiertas?” “¿Pensarán que no nos importa el peligro en el que potencialmente los estamos colocando a ellos y a sus familias?” “¿Pensarán que no respetamos a nuestras autoridades civiles?” Usted ve, la pregunta de “¿Qué pensará nuestro prójimo?” no se puede utilizar como una determinación de lo que debemos hacer, ya que no se puede llegar a un consenso. Como con la mayoría de las decisiones que tomamos, la preocupación por lo que otros piensan siempre debe ser un factor, pero el factor decisivo debe ser lo que es correcto y lo más conveniente. Considere cómo este “mal ejemplo” nos haría tener que repensar a nuestros primeros hermanos bajo la persecución romana, quienes cerraron sus lugares de culto y adoraron en secreto en las catacumbas. ¿Deberíamos cuestionar su fe y condenar su acción debido a lo que sus prójimos deben haber pensado sobre su fe?
  3. Las excepciones arbitrarias caen en el ámbito del juicio. Por ejemplo, he escuchado a algunos decir: “No tengo ningún problema con las personas que están enfermas o que pueden estar en alto riesgo con que se queden en casa, pero si eres una persona sana, sería un pecado estar ausente en esta ocasión.” El problema con tal razonamiento es que es arbitrario. Una persona sana de sesenta años es saludable y tiene un mayor riesgo con este virus. Entonces, ¿pueden ausentarse de la asamblea pecando o no? Ambos son saludables y tienen un mayor riesgo. ¿O qué pasa con el cristiano que cuida a otros que están en alto riesgo? ¿Pueden ausentarse sin pecar, no por su propia seguridad, sino por la seguridad de los demás? ¿Y si una persona tiene cincuenta y nueve años y once meses? ¿Puede esa persona ausentarse de la asamblea sin pecar? Y ahora apenas comenzamos a negociar sobre asuntos de juicio. Y eso es lo que son: cuestiones de juicio. Sé que nos gustan las reglas sin excepciones. Pero este es un caso que requiere discernimiento, discriminación e involucra el corazón y la actitud.

Los problemas que enfrentamos en este momento son difíciles para todos, especialmente para nuestros ancianos. Hay innumerables decisiones que pueden tomar que caen dentro del ámbito del juicio. Si la decisión que toman en estos asuntos de juicio no es la misma que la suya, no necesitan un trasfondo de descontento y dudas para enfrentar en tiempos tan difíciles. Lo que puede hacer para ayudarlos a ellos y a la iglesia durante este momento difícil es vivir su fe a través de su sumisión a los líderes designados por Dios, su compromiso con la unidad y el amor por todos los hombres.

Steve Higginbotham

MALENTENDIENDO “NO DEJANDO DE CONGREGARNOS”

            Dice el dicho: Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas.

            Si bien hay muchas opiniones diferentes sobre cuán desesperados son estos tiempos, no se puede negar que la propagación del coronavirus debe tomarse en serio. Por esta razón, las iglesias de todo el mundo tienen que considerar cómo cumplir con las leyes (para congregaciones grandes en algunas áreas) o recomendaciones (para grupos de casi cualquier tamaño, en cualquier lugar). Tal consideración ha llevado a muchas congregaciones a cerrar sus puertas por el momento.

            En respuesta a esto, algunos han afirmado que las iglesias que cancelan están violando el mandato de la Biblia en Hebreos 10:25 de no dejar de reunirse. En mi experiencia, los que creen eso son superados en gran medida por los que no lo creen. Puede ser que este sea uno de esos casos en los que la reacción violenta a la reacción supere a la reacción real en sí misma 99 a 1. (¿Recuerda el caso de las tazas de Starbucks que no decían “Navidad?”)

            No obstante, aún quería escribir para abordar el problema porque, con coronavirus o no, creo que el versículo es uno que ha sido mal entendido y aplicado durante mucho tiempo.

En primer lugar, veamos específicamente las cancelaciones provocadas por el coronavirus.

            Ni bíblica ni lógicamente se sostiene que tales congregaciones violen Hebreos 10:25. Bíblicamente, la palabra “dejando” tiene un significado similar a la idea de deserción, alguien que abandona a su familia de la iglesia. El libro de Hebreos retoma la idea de apartarse varias veces, y en esta sección específica el escritor enfatiza fuertemente la necesidad de mantenerse firme en respuesta a todo lo que Jesús ha hecho por nosotros. Nos da una lista de cosas que podemos hacer para mantenernos fuertes. Es por eso que este versículo no se aplica a nuestra situación actual. No estamos hablando de personas que se están alejando del Señor. Estamos hablando de personas que lo único que aman es estar juntos adorándole a Él. Hebreos 10:25 no fue escrito con tales personas en mente.

            Lógicamente, solo piense en la frecuencia con la que usamos esta misma línea de razonamiento. ¿Dejamos de reunirnos debido a nuestro estado de salud y no vamos por algunas semanas? ¿Las personas que tienen un sistema inmunológico diezmado debido al tratamiento contra el cáncer dejan de reunirse al quedarse en casa? ¿Un padre sano que se queda en casa con su hijo enfermo deja de reunirse? Por supuesto no. No puedo imaginar que alguien diga que ellos lo hagan. Por lo tanto, podemos entender que nadie deja de reunirse cuando las necesidades médicas insisten en nuestra ausencia. ¿Por qué, entonces, no tenemos la misma comprensión en nuestra situación actual?

En segundo lugar, vemos el malentendido más profundo de Hebreos 10:25

            Debido a que muchos tenemos una visión simple y juiciosa de la iglesia que ven la asistencia “cada vez que se abren las puertas” como un signo de fidelidad. La iglesia es el lugar y/o el evento que ocurre el domingo, por lo que su participación en la “iglesia” se centra en la asistencia. En el Nuevo Testamento, la señal de un cristiano fiel es el fruto que lleva. Obviamente, un cristiano con frutos va a querer adorar a Dios, reunirse con la familia de su iglesia y participar de la cena del Señor cada domingo a menos que circunstancias extremas lo impidan. Pero esa asistencia fiel es un subproducto natural de un corazón verdaderamente convertido. No es el fin en sí mismo.

Por otro lado, hay quienes están allí “cada vez que se abren las puertas” que no dan fruto alguno. Si logramos que una persona asista regularmente solo por hacerlo sentir culpable y por amenazas del infierno, pero no aman al Señor y no dan frutos, no hemos logrado nada. Esta fue la razón por la cual Jesús enfatizó tanto la proposición anti-farisaica de que deberíamos servir a Dios de adentro hacia afuera en lugar de simplemente realizar actos externos con un corazón frío (ver Mateo 23).

            La otra faceta de esta conversación es el contexto inmediato de Hebreos 10:25. Debido a que tendemos a citar libro-capítulo-versículo para probar puntos, es muy fácil separar un versículo de su contexto. Sin embargo, si se da cuenta, este versículo ni siquiera es una oración completa, exigiéndonos que leamos al menos el resto de la oración para el contexto.

            En el versículo 24, debemos “considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras.” En otras palabras, debemos pensar en la familia de nuestra iglesia y buscar formas de impulsarnos mutuamente hacia una mayor cercanía y participación. La frase “no dejando de congregarnos” se contrasta con un llamado a “exhortarnos unos a otros.” Esta es la misma terminología utilizada en Hebreos 3:13, donde el escritor llamó a su audiencia a “exhortaos los unos a los otros cada día” para que nadie se endureciera por el engaño del pecado. En otras palabras, lo opuesto a “dejar de congregarnos” no es “estar allí todos los domingos,” sino considerar a la familia de su iglesia, animarse y alentarse mutuamente.

            Esto no quiere decir que la asistencia (en circunstancias normales) no sea importante. Todo lo contrario. Estos versículos ponen el listón mucho más alto a que solo “necesita estar allí el domingo.” Hebreos 10:25 no es solo un llamado para que la gente deje de faltar la iglesia. De hecho, la asistencia del domingo por la mañana realmente ni siquiera alcanza el mínimo. ¿Es posible que haya personas con un historial de asistencia perfecto que no hayan hecho más para alentar a los hermanos que un “¿Cómo estás?” de pasada en el pasillo? ¿Es posible que haya quienes tengan asistencia perfecta pero nunca vean o hablen con su familia cristiana fuera del edificio? Si es así, ¿habrán comprendido realmente esas personas Hebreos 10:24-25?

            Sí, estar allí cuando la iglesia se reúne es importante. No, los líderes de la iglesia no están siendo infieles si eligen limitar o cancelar las reuniones dominicales por un tiempo. Ore por ellos, confíe en su juicio y respete su liderazgo. Y si está en ese campo de críticos, eso también significa respetar a los líderes de Dios en otras congregaciones. Deje de ver por encima de la cerca para juzgar lo que otros cristianos están haciendo y enfóquese en servir a los suyos.

            Pero ya sea que las puertas de su iglesia estén o no abiertas este domingo, le animo a que reflexione sobre el verdadero significado de Hebreos 10:24-25. Dios quiere que construyamos relaciones unos con otros para que podamos evitar irnos a la deriva y podamos ayudarnos a crecer en las buenas obras que ha planeado para nosotros. Si tenemos que hacer eso sin las reuniones del domingo por la mañana por un tiempo, entonces hagámoslo. Pero lleve esos hábitos con usted. Una vez que volvamos a la normalidad, asegurémonos de no caer en el error de pensar que “dejamos de reunirnos” es simplemente por nuestra asistencia.

Jack Wilkie

ENCONTRANDO TIEMPO PARA ESTUDIAR LA BÍBLIA

Biblia

Existe una necesidad imperiosa por conocer la voluntad de Dios, su verdad (Juan 8:32), pero muchos somos negligentes en el estudio de la Biblia, tenemos un mandamiento para presentarnos a Dios aprobados (II Tim. 2:15), para estudiarla, tenemos la responsabilidad de crecer en el conocimiento de Señor (II Pedro 3:18), no obstante, las ocupaciones, los afanes de este mundo, nos impiden crecer. 

“¡Dios dio la Biblia  para  ser usada como pan diariamente, no sólo como pastel para ocasiones especiales!” Lo esencial de esta declaración se encuentra en las palabras de nuestro bendito Señor cuando dijo, “Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4). El hombre no vivirá mucho tiempo sin la alimentación física, ¿Cuánto tiempo cree usted que puede durar sin la alimentación de leche y el alimento sólido que Dios provee para el hombre interior (II Corintios 4:16; I Pedro 2:1-3; Hebreos 5:13-14)? Usted y yo sabemos que no es suficiente simplemente conocer la Biblia; queremos conocerla de modo que continuamente la vivamos y así agradar al Señor (Mateo 7:21-27). Que la Biblia siempre sea su tesoro y su guía.

Descargar la lección en pdf, 7 páginas, tamaño carta: Encontrando tiempo para el estudio diligente de la Biblia

LOS REYES DE JUDÁ

Reyes

Hermanos y amigos, les comparto 9 lecciones sobre reyes de Judá. Las vidas de estos reyes nos dejan lecciones valiosas para todos nosotros, como dice Romanos 15:4 “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron.” Si aprendemos de la vida de estos reyes sin duda aprenderemos algunas de las siguientes lecciones:

  1. La victoria siempre la da el Señor. Los que olvidaron esta lección creyendo que podrían tener éxito sin la ayuda de Dios, finalmente se dieron cuenta que no era posible.
  2.  Ninguno de los reyes fue sin pecado. Hubo grandes reyes, pero todos tenían defectos. Incluso, los que iniciaron siendo buenos, se hacían impíos.
  3. Cuando un rey pecaba, el pueblo sufría. Por lo tanto, existe una gran responsabilidad para los líderes de vivir una vida piadosa y dar un ejemplo que valga la penar seguir.
  4. No importa cuán impío fuera un rey, cuando había arrepentimiento verdadero, había abundante misericordia.
  5. En ocasiones es necesario purgar la tierra del pecado acumulado. Se tenía que purgar el pecado para disfrutar de las bendiciones de Dios nuevamente.

Le invitamos a que descargue esta serie de lecciones, sobre Roboam, Abías, Asa, Josafat, Joram, Atalía, Joás, Amasías y Uzías. Son 36 páginas tamaño carta en archivo pdf, de click en el siguiente enlace: Los Reyes de Judá 

O puede descargar en forma individual cada lección:

01Roboam

02Abías

03Asa

04Josafat

05Joram

06Atalía

07Joás

08Amasías

09Uzías

EL MANDAMIENTO OLVIDADO

Por Ed Smithson

kicking-members-out

              La falta de disciplina es responsable del caos en el cual el mundo se encuentra. La desobediencia a la autoridad es evidente por doquier. La disciplina se ha desvanecido a casi oscuridad total en las naciones, estados, comunidades y ha desaparecido de la iglesia de Dios. Ningún hogar puede ser fuerte sin disciplina. Ni la iglesia puede funcionar adecuadamente sin ella. Ninguna nación puede permanecer si su pueblo con descaro desprecia la disciplina.

           La iglesia primitiva creyó y practicó la disciplina. Siempre disciplinó con el objetivo correcto en la mente. La iglesia en el primer siglo creció y prosperó debido a que trabajó constantemente para mantener su pureza. La disciplina se utilizó una y otra vez para lograr esto.

             Actualmente, casi todo pecado que se encuentra en el mundo también puede encontrarse en la iglesia. Hay una tendencia a cerrar los ojos al pecado entre los hijos de Dios y excusarlo por medio de decir que el tratar de corregirlo es entrometerse en la vida privada de las personas. Esto no es cierto. Es deber de la iglesia redargüir, reprender, exhortar – e inclusive cortar, eliminar, retirar la comunión de todos los que andan en una manera rebelde y que no se arrepienten.

            La disciplina ha sido manejada en forma descuidada en muchos casos. Se ha usado como medio para vengarse de alguien – como un garrote con el cual se destruye. Esto no es la disciplina del Nuevo Testamento y los que hacen eso necesitan ser disciplinados.

            Cuando un árbol se poda para que esté en buen estado es para que dé más fruto. Cuando la manzana podrida se saca del cesto es para salvar a la demás. Cuando una miembro infectado del cuerpo físico es o bien restaurado o quitado, el cuerpo entero funciona con mayor perfección. Cuando la iglesia se mantiene pura por medio de la poda, eliminación o incluso quitando la comunión en casos extremos, la iglesia crecerá como nunca la hemos visto crecer antes.

            En este estudio el hermano Ed Smithson trata acerca de todas las fases de la disciplina. Hay poco material impreso sobre este tema tan delicado e importante. El hermano Smithson ha usado muchas horas en la preparación de estas lecciones, la enseñanza de ellas y en prepararlas para su publicación. El buen maestro será capaz de tomar estas lecciones, desarrollarlas, agregar un poco de su propio material aquí y allá, y darle al reino de Dios un servicio especial mediante la enseñanza de ellas.

            El hermano Smithson es digno de elogio por su enfoque franco del estudio de la disciplina. Mis oraciones serán que este libro sea usado ampliamente, ya que ayudará a llenar un vacío evidente en nuestra literatura actual y programa de enseñanza.

Foy L. Smith

Agradecemos al hermano Rolando Rovira la traducción de este importante libro

Descargar libro: El Mandamiento Olvidado

EL PROBLEMA DE LA REGLA 90/10

fiacaDesde el inicio del cristianismo el pueblo del Señor ha tenido que enfrentar problemas. Nuestro Señor tuvo problemas durante sus tres años de ministerio (Mateo 22), los apóstoles enfrentaron problemas durante su vida (Gálatas 2:11-13) y las congregaciones de la iglesia del Señor han tenido problemas desde el primer siglo (I Corintios 1:10-12) hasta las congregaciones en nuestra época. Actualmente hay un problema dentro de las congregaciones de la iglesia del Señor que se le conoce como el problema de la regla 90/10.

¿Cuál es el problema de la regla del 90/10? Se dice que es el lamentable hecho de que el 10% de la congregación hace el 90% del trabajo de la congregación. Al pensar en ello, creo que no deberíamos llamarla la regla del 90/10 sino más bien ¡la regla del 99/1! Lograr que los cristianos pongan sus creencias en acciones ha sido siempre un problema dentro de la iglesia.

¿Qué síntomas dentro del cuerpo del Señor está provocando esto? ¿Cuáles son las enfermedades que padecen muchos cristianos y qué provoca este problema? ¿Cuál es la receta para curar esta enfermedad?

Descargue la lección, son 6 hojas tamaño carta en pdf dando click en el siguiente enlace: El problema de la regla 90,10

 

PREPARÁNDONOS PARA ENSEÑAR A NUESTROS AMIGOS EN LAS DENOMINACIONES

Amigos religiososLos objetivos de esta serie de lecciones van mucho más allá de simplemente satisfacer la curiosidad respecto a las creencias de nuestros amigos. Cada cristiano tiene la obligación de enseñar a otros (Mateo 28:19, 20, 25:14-30, Hechos 8:4). Su capacidad para hacerlo se ve reforzada mediante una comprensión anticipada de las ideas y argumentos con los que probablemente se encontrará al llevar a cabo esta misión. Aunque algunos pueden sentir que un estudio directo del texto de la Biblia es todo lo que uno necesita para refutar el error, el hecho es que el conocimiento adicional que se ofrece en este material puede aumentar enormemente la capacidad de contender por la fe. Independientemente de cuántos años haya pasado estudiando la Biblia, puede tener problemas para pensar lo suficientemente rápido durante una discusión como para dar una respuesta adecuada. Puede tener dificultad para ver los errores en los argumentos inteligentemente inventados o no poder recordar los mejores pasajes para contrarrestar esas ideas.

Este estudio puede ayudar a resolver este problema enseñando a los estudiantes exactamente qué pasajes, argumentos y respuestas contrarias a sus explicaciones es probable que se usen durante la discusión de varios temas religiosos. Por decirlo de otra manera, explica exactamente lo que el otro hombre seguramente dirá. Obviamente, esto le da al estudiante una ventaja especial en cualquier discusión sobre esos temas. Además, el estudiante que complete este curso puede descubrir que ha aprendido más sobre muchos versículos de la Biblia que nunca antes. La razón de esto es que cuando se cuestiona la interpretación de un texto, se siente obligado a estudiarlo con mucho más cuidado. Empieza a ver una gama más amplia de posibles explicaciones. Dado que las lecciones que siguen implican el análisis de una multitud de textos, uno debería emerger como un mejor estudiante de la Biblia.

El hermano Max Tice ha hecho una gran aportación a la hermandad con esta serie de lecciones, informativas e instructivas para contrarrestar el error.

Descargue en forma individual las lecciones o el libro completo con portada e indice.

01 Preparándonos para enseñar a nuestros amigos

02 Falacias lógicas en el estudio y discusión

03 Análisis del denominacionalismo

04 Nuestros amigos Católicos 1

05 Nuestros amigos Católicos 2

06 Respondiendo argumentos sobre el bautismo

07 Respondiendo a diversos argumentos denominacionales 1

08 Respondiendo a diversos argumentos denominacionales 2

09 La verdad sobre el hablar en lenguas

10 El asunto de los dones milagrosos actualmente

11 La doctrina de la unicidad en la divinidad y el bautismo en el nombre de Jesús

12 Una mirada al mormonismo 1

13 Una mirada al mormonismo 2

Descargar libro completo con portada e índice, 89 páginas tamaño carta, de click en el siguiente link:

Preparándonos para enseñar a nuestros amigos en las denominaciones.

 

SERIE DE LECCIONES SOBRE LA VIDA DE SAÚL

“EL REY QUE VIVIÓ UNA VIDA ATRIBULADA”

SaulDe acuerdo a Romanos 15:4, “las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron” y lo que dice la Escritura sobre la vida de Saúl no es la excepción.

Esta serie de lecciones tiene el objetivo de ver los errores que cometió Saúl para que no los cometamos nosotros. Los errores que él cometió provocaron finalmente que Dios lo desechara y es lo mismo que puede suceder a nosotros si decidimos ignorar la voluntad de Dios.

El hermano David Roper, autor de esta serie de lecciones, las escribe como complemento de los ejemplares sobre la vida David que han circulado mucho entre la hermandad. Así que si usted ha leído esos estudios sobre David, sabe de las buenas reflexiones que el hermano Roper hace. De la vida de Saúl se pueden extraer muchas lecciones y sin duda si es usted maestro o predicador encontrará mucho material para enseñar en su congregación, no obstante si no lo es, de la misma manera será una lectura edificante.

Dele click a los enlaces de abajo para descargar las lecciones en forma individual o todas las lecciones en un solo archivo. Listo para imprimir. Son 70 páginas tamaño carta en archivo pdf.

01 Tenga cuidado con lo que desea

02 El amanecer de un nuevo día

03 Como mantener una corona

04 El hombre que pudo ser rey

05 Nunca le de la espalda a Dios

06 Cuando los celos se apoderan de uno

07 Haciéndose tonto uno mismo

08 El trágico fin de una vida atribulada

Todas las lecciones, con portada e índice: Saúl, el rey que vivió una vida atribulada

 

EL ESPÍRITU SANTO

Capítulo 32 del libro Pilotando el estrecho

LenguasEn las últimas décadas, doctrinas del movimiento carismático se han estado infiltrando en la iglesia del Señor. Ciertos hermanos, atraídos por la espectacularidad de sus servicios religiosos y su rápido crecimiento en números han estado adoptando ciertas creencias pentecostales que antes condenaban.

Hasta hace poco, esencialmente dos puntos de vista del Espíritu Santo habían prevalecido y coexistido dentro de las iglesias de Cristo. Un punto de vista ha sido que el Espíritu Santo mora personalmente en el cuerpo del cristiano. El otro punto de vista ha sido que el Espíritu Santo mora en el cristiano solo a través de la Palabra. Si bien se ha generado una considerable discusión entre los hermanos sobre estos dos puntos de vista, ambos lados han aceptado virtualmente de manera universal que el Espíritu Santo no hace milagros ni hace nada que el cristiano pueda sentir. Sin embargo, la generación más joven, dirigida por los que promueven el cambio, se le ha forjado una visión diferente de la obra del Espíritu Santo. Algunos dicen que el Espíritu se mueve dentro de ellos, que les habla y que los llevó a cierta convicción o simplemente que les ha tocado su corazón de una manera sobrenatural.

Esta es es solo una muestra de la influencia del movimiento carismático dentro de la iglesia. ¿Qué dice la Biblia respecto a los milagros, al hablar en lenguas, y al bautismo del Espíritu Santo? ¿Es posible que esto que sucedió en el primer siglo suceda actualmente? El hermano Dave Miller expone en este capítulo la enseñanza bíblica sobre estos temas e informa de la situación actual de estas influencias.

Descargar archivo en pdf, 13 páginas tamaña carta, dele click al enlace siguiente:

32 El Espíritu Santo

 

¿CÓMO DISFRUTAR EL CIELO?

cielo

Por David Roper

Alguien dijo: “El cielo es un lugar preparado para gente preparada? Hay varios factores que indican si usted disfrutará o no el habitar en el cielo. ¿Qué tan preparado está para disfrutarlo?

Si hemos de disfrutar el cielo:

DEBEMOS APRENDER A DISFRUTAR EL OBEDECER A DIOS

DEBEMOS APRENDER A DISFRUTAR EL ADORAR A DIOS

DEBEMOS APRENDER A DISFRUTAR VESTIR ROPAS DE JUSTICIA

DEBEMOS APRENDER A DISFRUTAR TRABAJAR PARA EL SEÑOR

DEBEMOS APRENDER A DISFRUTAR DEL COMPAÑERISMO DE LOS SANTOS

Se puede decir que si usted no aprende a disfrutar lo anterior, el cielo no es lo suyo.

Descargue el sermón a texto completo son 5 páginas tamaño carta, dele click al enlace de abajo:

Como disfrutar el cielo

TEMAS MORALES

CAPÍTULO 31 DEL LIBRO PILOTANDO EL ESTRECHO

Moral

El cristiano está enfrentando un ataque masivo sobre su sensibilidad moral. La iglesia esta siendo inundada por la mundanalidad y el materialismo. Estas fuerzas han erosionado gravemente los valores morales y han degradado la vida y el comportamiento humano. El divorcio y las segundas nupcias están fuera de control. El uso del alcohol es frecuente y generalizado. Los juegos de azar, sea en los casinos o por medio de la lotería, se están extendiéndose rápidamente por toda la sociedad. El vestido indecente, inmodesto se ve en todo lugar—desde la televisión y el cine, hasta en las calles. La homosexualidad está a punto de lograr la legalidad social y política, y la mayoría, al menos, aprueban el aborto bajo algunas circunstancias. El tejido mismo de la sociedad se está desmoronando y su corazón y el alma está contaminada.

Sin embargo, Dios no ha cambiado su postura sobre estos temas. La Biblia aun condena el divorcio y las segundas nupcias―excepto por fornicación (Mateo 19:9). El enfoque cristiano hacia el alcohol es la abstinencia (Proverbios 20:1). Los juegos de azar violan una serie de principios bíblicos, incluyendo la regla de oro (Mateo 7:12), la ética del trabajo (Efesios 4:28; Génesis 3:17-19), y la necesidad de abstenerse de la avaricia y la codicia (I Timoteo 6:8-11). Los cristianos deben vestir de tal manera que se promueva la pureza sexual, así como también un sentido de decencia, discreción y moderación (I Timoteo 2:9-10; I Pedro 3:3-5).

El cristiano será amable, pero firme y no dará concesiones, al oponerse a la homosexualidad, reconociendo que Dios condena tal comportamiento como pervertido y no natural (Romanos 1:24-28; I Corintios 6:9; I Timoteo 1:10). El cristiano no cederá a la enorme presión ejercida por una cultura en declive. También se opondrá al aborto por ser un asesinato premeditado de un niño inocente (Éxodo 21:22-25; Salmo 139:13-16; Isaías 19:1, 5).

Descargue este capítulo en donde el hermano Dave Miller exponen más argumentos en contra del deterioro moral de nuestra sociedad y que lamentablemente se ha ido infiltrando a la iglesia. De click al enlace de abajo, son 21 hojas tamaño carta en archivo pdf.

31Temas morales

LA AUTORIDAD DE LOS ANCIANOS

CAPÍTULO 30 DEL LIBRO PILOTEANDO EL ESTRECHO

ancianosDentro de la agenda de los que promueven el cambio dentro de la iglesia, están los que socavan la autoridad de los ancianos. Algunos han tomado la posición de que los ancianos no ejercen más poder en la iglesia local que el poder de su ejemplo. Es decir, los ancianos no tienen permiso bíblico para tomar decisiones que sean obligatorias para los miembros de la iglesia.

¿Qué es lo que dice la Biblia respecto a eso? ¿El gobierno dentro de la iglesia debe ser una democracia donde todos los miembros deben decidir qué hacer respecto a los asuntos de conveniencia? El hermano Dave Miller explica el error de este tipo de pensamiento.

Descargue el archivo, son 4 páginas tamaño carta en pdf: 30 La autoridad de los ancianos

ACEPTANDO AL DENOMINACIONALISMO

CAPÍTULO 29 DEL LIBRO PILOTEANDO EL ESTRECHO

En este capítulo el hermano Dave Miller, nos informa de cómo una corriente dentro de la iglesia está dando cabida al compañerismo con las denominaciones.

Expone de manera clara qué es una denominación, en qué condición están delante de Dios aquellos que son miembros de las denominaciones, analiza y refuta los principales argumentos dados por hermanos a favor del compañerismo con los grupos denominacionales.

Además de exponer a los principales promotores dentro de la iglesia para tener reuniones interdenominacionales, uno de ellos, conocido ampliamente en el mundo latino por sus éxitos en librerías, Max Lucado.

Descargue este capítulo, son 31 páginas tamaño carta en archivo pdf: 29Aceptando el denominacionalismo

SERMONES SOBRE SALMOS SELECTOS

Esta es una colección de sermones sobre algunos de los salmos más conocidos. Aparecieron en forma separada en The Preacher´s Periodical y en la revista “Truth For Today” editadas por el hermano Eddie Cloer entre los años 1984 hasta 1988. Aquí se han condensado en un solo volumen.

¿Quién no está familiarizado con el Salmo 22? Aquel que dice “¿Por qué me has desamparado?” ¿O quién no conoce el Salmo 23, “El Señor es mi Pastor, nada me faltará.”?

El hermano Roper trata cada Salmo de forma temática, no obstante analiza el texto adaptándolo a las situaciones personales por las que pasaba David. El salmo 51 es una muestra de ello dándole el titulo de “El llanto de un hombre destrozado.”

El salmo 119, siendo el capítulo más largo de la Biblia (176 versículos) es uno de los más intimidantes para predicar. No obstante, el autor lo hace sencillo desde el mismo título “Una respuesta corta a una pregunta difícil.”

Descargue las 12 lecciones, son 80 páginas el libro completo. o bien puede descargar las lecciones en forma individual.

01Salmo 18 Canto de victoria

02Salmo 22 Por que me has desamparado

03Salmo 23 El Señor es mi pastor

04Salmo 26 Como hacer el bien

05Salmo 30 Cantad alabanza al Señor

06Salmo 42 y 43 Por que esta abatido

07Salmo 46 Cuando nuestro mundo se derrumba

08Salmo 51 El llanto de hombre destrozado

09Salmo 73 Cuando cosas buenas le suceden a gente mala

10Salmo 119 Una respuesta corta a una pregunta difícil

11Salmo 139 Mi Dios y yo

12Salmo 145 Una lección de alabanza

Libro completo:  SpSermones sobre Salmos

¿SON BÍBLICAS LAS JUNTAS DE VARONES?

junta de varones¿Cómo se deberían atender los asuntos en una congregación donde no hay ancianos? ¿Es el papel del predicador hacer las funciones de los ancianos? ¿O solo tiene una función instructiva o de enseñanza? Proverbios 11:14 dice: “Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo.” Tiene que haber una dirección, una guía porque de otra manera nada se hará.  ¿Quién debería de hacerlo ante la ausencia de ancianos? ¿Habrá principios bíblicos para que los varones de una congregación lo hagan?

De acuerdo al hermano Wayne Jackson ante la ausencia de ancianos hay principios que indican que los varones sean los que lleven los asuntos de la iglesia. Después de presentar el orden natural del hombre como cabeza, y de examinar las prohibiciones apostólicas para que la mujer ejerza el liderazgo sobre el hombre dice sobre cómo llevar a cabo la obra de la iglesia local:

  1. Todos los asuntos relacionados a ley están determinados por las Escrituras; ningún ser humano tiene algo que agregar o quitar, ni la capacidad de tomar decisiones en esta área.
  2. Temas de conveniencia, es decir, métodos opcionales para la implementación de la voluntad divina, deben ser decididas por alguien―si la congregación no tiene ancianos.
  3. No por una persona (por ejemplo, Diótrefes―III Juan o por el sistema del pastor moderno), o unos casi ancianos (por ejemplo, un “consejo de administración,” o un comité de “finanzas”).
  4. Los asuntos de la iglesia deben conducirse en una forma decente y ordenada (compárese I Corintios 14:40).

Entonces, la conclusión más razonable que resulta de estos varios componentes, es la siguiente: los asuntos de la iglesia, en materia de juicio humano y en ausencia de ancianos calificados, debe ser administrado por los hombres de la iglesia. Los hombres maduros deben guiar con cuidado considerando el procedimiento. Por ejemplo, los jóvenes y los recién convertidos no deberían ejercer el mismo grado de influencia que los hermanos más experimentados en la fe (I Timoteo 5:1-2; Gálatas 6:1).

En seguida les dejo varios artículos que hablan de la función del predicador y de cómo deben atenderse los asuntos de la iglesia, entre ellos el del hermano Wayne Jackson ante la ausencia de ancianos.

De click en cada uno de los siguientes enlaces, son archivos en pdf.

¿Cómo deberían atenderse los asuntos de la iglesia sin ancianos? por Wayne Jackson.

La función de un predicador por Armando Ramírez

¿Son bíblicas las juntas de varones? por Randy Blackaby

¿Debe el predicador hacer el trabajo de los ancianos?  por Douglas Hoff

Trabajando sin ancianos por David Padfield

 

 

 

UNA LECCIÓN DE ANATOMÍA (I Corintios 12:14‐26)

Por David Roper

cuerpo-humano

           El cuerpo humano es una maravilla con sus 222 huesos, 639 músculos y 250 millones de diminutas células en cada gota de sangre. Nosotros, como David, podemos decir, “Te alabaré, porque asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien” (Salmos 139:14, LBLA).

            Estamos interesados en tres aspectos de anatomía: (1) Cada parte del cuerpo tiene una tarea especial. (2) A pesar que el cuerpo tiene muchas partes, éste es uno. (3) Hay una relación cercana entre todas las partes. Esto lo enfatiza Pablo en I Corintios 12, usando la analogía del cuerpo humano para darnos “una lección de anatomía.”

 I.- UNA LECCIÓN DE RESPONSABILIDAD (12:14-19)

A. La iglesia es el cuerpo de Cristo Jesús (Efesios 1:22, 23). Si hemos sido bautizados de acuerdo a la Biblia, entonces somos parte de ese cuerpo (12:13); somos miembros del cuerpo (Romanos 12:4, 5ss). Entonces, siendo “un miembro” de la iglesia significa que somos una parte activa del cuerpo, como las manos, los pies, etc., somos partes importantes del cuerpo humano.

B. Pablo señala que el cuerpo está hecho de varias partes y que cada parte tiene un tarea importante que hacer (12:14-19). Vea como dirige Pablo las partes del cuerpo humano:

  1. “Señor Pie, no se enoje porque no está el señor Mano. Señor Oído no crea que no tiene nada que hacer porque no está el señor Ojo. Si todos hicieran lo mismo, muchos trabajos no podrían hacerse. ¡Manténgase ocupado y haga lo que pueda!”
  2. “Dios lo hizo tal cual es; ¡use las habilidades que Dios le dio!”

C. Nosotros, como miembros del cuerpo espiritual de Cristo, necesitamos esta lección de responsabilidad.

  1. Como miembros del cuerpo, debemos aceptar nuestras responsabilidades.
  2. No todos tenemos las mismas habilidades, sin embargo nuestros talentos necesitamos desarrollarlos y usarlos en el servicio del Señor.
  3. Recordemos lo que Dios hizo por nosotros, quienes somos, con cualquier don que tengamos. ¡Encontremos nuestro lugar en el cuerpo y desempeñémoslo bien!

 II.- UNA LECCIÓN DE COOPERACIÓN (12:20-25).

A. Después de dar la lección de funcionamiento. Pablo da una lección de cooperación (12:20-25). Una vez más lo escuchamos hablando del cuerpo:

  1. “Señor Ojo, no le puede decir al señor Mano, “No te necesito.” ¿Quién le sacará la paja? El señor Cabeza, no puede decirle al señor Pie no lo necesito. ¿Quién lo llevará a donde necesite ir? Todos son importantes.”
  2. “Dios puso el cuerpo unido. ¡Aprendan a llevarse bien unos con otros!”

B. Los miembros del cuerpo físico no necesitan esta lección, sin embargo los del cuerpo espiritual sí.

  1. Aunque no podamos imaginar que una de nuestras manos sujete la de otro, ayudándola a alcanzar algo, si necesitamos hacerlo en el cuerpo de Jesús.
  2. Si cada uno de nosotros hacemos lo que podemos en el servicio a Cristo―y lo hacemos en amor, trabajando y cooperando con los demás miembros de la iglesia―¡que maravillosas cosas podríamos conseguir por la causa de Cristo!

III.- UNA LECCIÓN DE SIMPATÍA (12:25, 26).

A. Los Corintos no se llevaban por su falta de amor (12:25, 26). Imagine a Pablo dirigiendo los miembros del cuerpo físico:

  1. “Cuando el señor Dedo del pie se pegó, el señor Espalda se inclina. El señor Ojo, mira el daño. El señor brazo extiende al señor mano. El señor Mano, atiende al señor dedo. ¡Todos deberían estar preocupados!”
  2. “Si al señor Cabeza se le premia con una corona, ¡todos deberían de estar felices! ¡Todos somos parte unos de los otros!”

B. El cuerpo de Jesús necesita compartir la simpatía natural que los miembros de un cuerpo físico sienten los unos por los otros.

  1. Si alguno sufre, deberíamos sufrir con él física o espiritualmente (I Juan 3:17,18; Gálatas 6:1) Si uno se regocija, deberíamos regocijarnos (Romanos 12:15).
  2. El amor debe fluir de un miembro a otro (Juan 13:34, 35; Hebreos 13:1; I Pedro 1:22).

 CONCLUSIÓN

Pablo dijo en 12:27, “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.” ¡Esas lecciones son para nosotros!

Descargar en pdf: Una lección de anatomía

PARAOS, MIRAD Y PREGUNTAD POR LAS SENDAS ANTIGUAS – JEREMÍAS 6:16-17

Por Curtis Cates y Jorge Figueroa

Jeremías 6:16-17 dice: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.

¿Qué significa que nos detengamos, miremos y preguntemos por las sendas antiguas? La respuesta es importante porque si escogemos el buen camino nuestra alma hallará descanso.

El Señor a menudo usaba ilustraciones o analogías para enseñar su voluntad. Cristo habló muchas cosas en parábolas, en las que se iba de lo conocido (algo con lo que sus oyentes estaban muy familiarizados) a lo desconocido (alguna lección que deseaba enseñar). Luego pasaría de lo concreto (algo percibido por los cinco sentidos) a lo abstracto (alguna lección espiritual). Aquí en Jeremías, Dios usó la ilustración de los viajeros que van hacia un destino en particular. A medida que avanzan, llegarían a un lugar donde el camino se dividiría en dos o en más posibles.

Es muy importante detenerse, examinar y contemplar los caminos alternativos, ya que la decisión y el camino tomado podrían muy bien hacer que pierdan su destino. ¡Qué útil—a veces absolutamente necesario—tener ciertas señales y/o a alguien familiarizado con los caminos para poner al viajero en el camino correcto hacia el destino buscado! Con tristeza, en ocasiones es el caso que el viajero opta por rechazar el consejo de importancia crítica, alguien simplemente demasiado obstinado, terco y/o prejuicioso para aceptar el consejo correcto, a menudo con resultados costosos y drásticos.

¿Qué significa que nos detengamos, miremos y preguntemos por las sendas antiguas? La respuesta es importante porque si escogemos el buen camino nuestra alma hallará descanso.

Descargue esta lección son 10 hojas tamaño carta en pdf, además viene acompañado con un himno inédito para descargar en mp3.

La lección es del hermano Curtis Cates y el himno es composición del hermano Jorge Figueroa, miembro de la congregación donde me reúno.

Lección:  2007_06Sendas Antiguas

Himno: https://www.4shared.com/mp3/CCLbJYB5ee/Las_Sendas_Antiguas.html

Foto tomada de EBS Profesional en shutterstock

 

LA HIPOCRESÍA

hipocritasEl hermano Chuck Webster analiza la hipocresía desde el punto de vista de Jesucristo, trata ocho ocasiones en donde expuso la hipocresía de los líderes religiosos de su época y por supuesto las aplica a las hipocresía que abunda actualmente en el cuerpo de Cristo.

En Lucas 12:1 Jesús dice: Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Webster cita a Barnes:

La hipocresía es como levadura, porque: 1. Puede existir sin ser detectada de inmediato. La levadura mezclada en harina no se conoce hasta que produce sus efectos. 2. La levadura impregnará pronto toda la masa. Así la hipocresía, si no se detecta y no se elimina, pronto impregnará todas nuestras acciones y sentimientos. 3. Se hincha. Nos hincha y nos llena de orgullo y vanidad. Ningún hombre es más orgulloso que el hipócrita y ninguno es más odioso para Dios. Cuando Jesús les advierte que tengan cuidado con “la levadura de los fariseos”, Él quiere decir que deben ser cautelosos de absorber su espíritu y llegar a ser como ellos.

Descargar toda la lección son 10 hojas tamaño carta en pdf. 2011_11La hipocresia

SERMONES SOBRE EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA

Crecimiento

La iglesia debe crecer si quiere complacer a Dios. No obstante, el crecimiento no siempre puede medirse por números. De hecho, si los números son nuestro único objetivo, el crecimiento no será agradable a Dios. Esto, por supuesto, no debe llevarse al otro extremo. Pensar que el Señor solo desea el crecimiento espiritual también está mal. En forma ideal, el Señor quiere que su iglesia crezca de ambas maneras.

Dios quiere que la iglesia crezca espiritualmente. Pedro exhortó a los fieles a “creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (II Pedro 3:18). Pero también desea que crezca numéricamente. La Gran Comisión implica el deseo de Dios por el crecimiento numérico (Mateo 28:19-20). El hacer discípulos en “todas las naciones” al “bautizarlos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” y “que guarden todas las cosas que os he mandado” no se puede hacer sin agregar números ¡a la Iglesia!

En esta serie de sermones, el hermano David Roper aborda temas que estimulan el crecimiento bíblico de la iglesia. Establece los principios del crecimiento que Dios desea y también desafía a cada cristiano a cumplir con las responsabilidades para que la iglesia crezca espiritual y numéricamente.

Son 10 sermones en archivo pdf, 59 páginas tamaño carta, puede descargar un sermón en forma individual o el archivo completo con los 10 sermones con portada e índice.

01Plan para el crecimiento1

02Plan para el crecimiento2

03Sorprendido por un arbusto

04El complejo de langostas

05Lo que David necesito cuando arruinó su vida

06Dios esta interesado en números porque cada número es un alma

07El poder de traer

08Abrir los ojos

09Blancos para la siega

10El dia que el tesorero conocio al Señor

Libro completo, SpSermones sobre el crecimiento de la iglesia

LA ADMINISTRACIÓN EXITOSA DEL DINERO PARA CRISTIANOS

La mayoría de las personas no desean o no esperan ser ricos, no obstante, si les gustaría tener lo suficiente para vivir cómodamente y pagar sus cuentas. Sin embargo, muchos tienen cada vez más problemas para alcanzar este deseo. ¿Por qué? En muchos casos es una mala administración de su dinero. Lamentablemente, lo mismo se puede decir de muchos cristianos. Esto es especialmente cierto entre la generación más joven en la iglesia. De un estudio bíblico, así como de un estudio práctico, hay seis áreas que deben tratarse debidamente si queremos ser buenos administradores de lo que Dios ha confiado en nuestras manos. Estas áreas son las siguientes: Una perspectiva espiritual correcta, un análisis de lo que poseemos, una planificación sabia para establecer objetivos, autocontrol de gastos, controlar las deudas correctamente y aprender a ofrendar.

El hermano Paul E. Cantrell quien fue predicador de la iglesia por casi 60 años principalmente en el área de New Jersey and Pennsylvania y se especializó en el tema de las finanzas personales dando entrenamiento financiero y talleres en campamentos bíblicos escribió este libro de 69 páginas para ayuda a la hermandad a la administración exitosa de su dinero. El hermano trata temas desde como salir de las deudas que consumen a muchos, incluyendo matrimonios, hasta como invertir para el retiro. Hace 8 años, un año antes de morir el hermano nos otorgó permiso para pasar todos sus libros al español y hacerlos disponibles para la hermandad de habla hispana. Aquí les dejo los archivos en pdf de “La administración exitosa del dinero para cristianos.”

01Dinero, posesiones

02La forma de obtener dinero

03Los peligros del dinero

04Gastar sabiamente vs las deudas

05Esclavitud vs libertad

06La gracia de dar

07Vision, metas y planeacion

08La sabiduria de presupuestar

09Días dificiles

10Por que deberia invertir

11El cristiano y el retiro

12Seguridad real y contentamiento

Libro completo, 69 páginas tamaño carta: SPLa administración exitosa del dinero

LOS “YO SOY” DE JESÚS

El tema de este libro es sobre el empleo de Jesús de poderosas y vívidas declaraciones conocidas como los “YO SOY”. Juan registró estas declaraciones del Señor en las que transmitió no solo Su Deidad, sino también Su suficiencia para suplir las necesidades más extremas de la humanidad. En cada uno de estas, declaró: “Yo soy el…” y luego nombró a una entidad para transmitir alguna faceta de su naturaleza, función o capacidad (el pan de vida, el buen pastor, la luz del mundo, etc.). Estas declaraciones proporcionan información rica y valiosa sobre la naturaleza del Cristo pre-existente y el propósito de su asumir un cuerpo carnal. Si bien estas declaraciones de “Yo soy…” no constituyen señales milagrosas, complementan los milagros de Jesús que Juan registra. De este modo, ayudan el propósito claramente declarado de Juan al escribir su libro: “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.” Estudiemos brevemente las afirmaciones de Jesús “Yo soy…”

Descargar las lecciones en forma individual o en libro completo, son 59 páginas tamaño carta. Cada lección trae preguntas de evaluación al final de la misma.

01Yo soy la puerta

02Yo soy el pan de vida

03Yo soy la luz del mundo

04Yo soy el buen Pastor

05Yo soy la resurreccion

06Yo soy el camino, la verdad y la vida

07Yo soy la vid verdadera

08Yo soy el Hijo de Dios

09Yo soy el Rey de los judíos

10Yo soy el Alfa y la Omega

11Yo soy el que escudriña la mente y el corazón

12Yo soy la raíz y el linaje de David

13El Yo soy

Descargar libro completo: SpLos Yo Soy de Jesus

 

 

PREOCUPADOS Y TURBADOS CON MUCHAS COSAS

turbados

Al igual que Marta de Betania, a menudo nos preocupamos por muchas cosas que no nos permiten ver el panorama general. En ocasiones estas cosas hacen que se derrumben los cimientos de nuestra vida, las paredes caen y no se ve una solución inmediata. No todos tenemos los mismos problemas, pero es cierto que todos los tenemos. El cómo los manejemos puede hacernos más fuertes o puede terminar por destruirnos.

Hay problemas familiares: adulterio, promiscuidad con adolescentes, discordia en el círculo familiar, divorcio, adicción, enfermedad, muerte de un ser querido. Hay problemas en el lugar de trabajo: recortes laborales, malas administraciones, demandas excesivas de tiempo, el temor de descuidar a la familia y tener que elegir entre su trabajo y su esposa e hijos. En medio de estas inquietudes vertiginosas, es muy fácil ahogar la Palabra de Dios y su influencia en nuestra vida para hacernos “infructuosos” (Mateo 13:22). El propósito de este material (serie que trata sobre los problemas) es ofrecer “ayuda en tiempos de problemas.”

Hay muchos libros de autoayuda disponibles. Algunos de estos pueden ser útiles, pero la sabiduría de los hombres a menudo es miope. “Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos” (Jeremías 10:23). La verdadera ayuda proviene de la sabiduría de Dios que se encuentra en su Palabra, la Biblia. Ella es totalmente suficiente, “Todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad” se encuentran allí (II Pedro 1:3). Pablo dijo de Cristo: “Vosotros estáis completos en él” (Colosense 2:10).

Si usted está turbado porque se hizo viejo, porque una enfermedad lo está golpeando, porque murió un ser querido, porque hay problemas en su familia, este material le puede ayudar.

Descargue las lecciones en forma individual o en libro completo son 50 hojas tamaño carta en archivo pdf.

01Turbado por muchas cosas

02El problema con la preocupación

03Turbado por los problemas familiares 1

04Turbado por los problemas familiares 2

05Turbado por la enfermedad

06Turbado por la muerte 1

07Turbado por la muerte 2

08Turbado por el divorcio

09Turbado por la inmoralidad

10Turbado por familiares infieles

11turbado por la adicción

12Turbado por la vejez

Descargar libro completo: SpTurbados con muchas cosas

CREA EN MÍ UN CORAZÓN LIMPIO

CorazónExiste una gran necesidad de tener un corazón limpio. Mateo 5:8 dice: “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.” Proverbios 4:23 recalca que sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida. Y nuestro Señor Jesús en Mateo 15:18-19 dice que del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, adulterios, hurtos, falsos testimonios, blasfemias. Puesto que del corazón “mana la vida” y “del corazón salen” los pecados enumerados por Jesús es evidente que la condición del corazón determina la conducta de la persona. Por lo tanto las palabras de David en el Salmo 51:10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio” deben reflejar el más ferviente deseo de toda persona que está preocupada por ir al cielo.

El propósito de esta serie de lecciones es limpiar nuestro corazón, para que se corrija lo deficiente y podamos ver a Dios. Son 13 lecciones que tratan problemas del corazón que nos impedirán ver a Dios si no las quitamos de nuestra vida.

La serie aborda pecados como la ira, el orgullo, envidia, celos, codicia, mentira, ingratitud, egoísmo, falta de amor fraternal y la irreverencia entre otros. Puede descargar todo el libro o lección por lección. Arreglado a 13 lecciones para cubrir un trimestre.

01La ira pecaminosa

02Evitando el orgullo

03La envidia y los celos

04El deseo, el asesino silencioso de almas

05La codicia

06El engaño

07La ingratitud

08La amargura

09El egoísmo

10El afán

11La irreverencia

12Falta de amor fraternal

13Dominio propio

Descargar libro completo en pdf, 58 páginas tamaño carta: SPCrea en mi un corazon limpio

LOS PECADOS DE LA LENGUA

Chisme

Dice Proverbios 10:19, “En las muchas palabras no falta pecado; más el que refrena sus labios es prudente.” Los pecados más frecuentes y cotidianos son los pecados de la lengua, para muchos son considerados inofensivos, piensan que no le hacen daño a nadie, no obstante, son los pecados que dentro de las congregaciones hacen más daño para que los santos no cumplan con su objetivo, predicar el Evangelio (Mateo 28:19-20; Marcos 16:15-16) y la edificación (Efesios 4:11-13).

            Hemos sido testigos de congregaciones que se han resquebrajado a causa del chisme, la murmuración, la mentira, la calumnia, la adulación y la soberbia. La falta de unidad y la división es el resultado común de estos pecados (Santiago 3:16-18). Para que los santos den fruto, debe haber un buen ambiente, un buen entorno dentro de la congregación. Como en el mundo físico, para que un árbol o planta de fruto necesita estar en un entorno adecuado de temperatura y humedad. Los árboles tropicales no darán frutos en un entorno árido y frío. De la misma manera, el cristiano necesita de un entorno de paz y armonía para cumplan su objetivo y todos sirvan con una misma mente y un mismo parecer (I Corintios 1:10).

            Esta serie de lecciones aborda estos pecados, qué significan, qué provocan y qué consecuencias personales tienen. Qué las mismas sirvan para aliviar los problemas que enfrentan muchas congregaciones e individuos a causa de los pecados de la lengua.

Descargar archivo completo en pdf: SpLos pecados de la lengua

Descargar lecciones individualmente:

01El poder de la lengua

02Mentir, testigo falso y falso testimonio

03Calumnia

04Maldiciones

05Murmuracion

06Insultos

07La queja

08La adulacion

09Palabras hirientes

10La jactancia

11La Blasfemia

12Palabras corrompidas

13El silencio pecaminoso

¿Pueden los cristianos ser cristianos en cualquier lugar?

Leon

¿Pueden los cristianos ser cristianos en cualquier lugar?

Por George Bailey

Descargar en pdf haga click aquí: 05Podemos ser cristianos en cualquier lugar

Muchos dicen: “A causa de las malas influencias, no puedo vivir la vida cristiana.” ¿Es esto verdad? ¿Prevalece siempre la oscuridad sobre la luz? ¿Puede la luz superar la oscuridad? ¿Pueden los cristianos ser cristianos en cualquier parte?

            Piense en la fidelidad de Noé. En un tiempo en el mundo era tan malvado que cada pensamiento del corazón del hombre era continuamente el mal pero Noé era justo. Me pregunto si el mundo alguna vez fue tan malo. El hermano Marshall Keeble, en su forma característica de hablar decía: “El mundo estaba tan sucio que Dios le tuvo que dar una buena lavada. Pero la próxima vez, en lugar de lavarlo, solo lo amontonará y lo quemará porque el lavarlo no le hará ningún bien.” Pero, Noé permaneció fiel aunque el mal predominaba. Por lo tanto, es posible que la gente viva bien cuando la mayoría vive mal.

            En II Timoteo 3:12, se nos dice: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.” En Mateo 18:7 Jesús dijo: “¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos.” En Juan 16:33 él dice: “En el mundo tendréis aflicción.”

            Después que Jesús había sido tentado por el diablo, Lucas 4:13 dice que el diablo lo dejó por un tiempo. Sin embargo, tenga por seguro, que aunque el diablo pueda huir de usted por un momento, él regresará. Es muy persistente. En el mundo podemos esperar pruebas. Dios nunca le prometió a su pueblo un paraíso aquí. Los cristianos tendrán situaciones difíciles.

            Preguntemos: “¿Pueden los cristianos ser realmente cristianos en cualquier lugar?” O de otra manera: “¿Pueden los cristianos ser cristianos en cualquier situación?” Medite en esta pregunta en relación a los antecedentes históricos del Nuevo Testamento.

SI BAJO ESOS EMPERADORES―ENTONCES BAJO CUALQUIER TIPO DE GOBIERNO.

            Es interesante y triste estudiar los emperadores del Imperio Romano. Durante los días de los griegos, los emperadores en su conjunto eran bastante buenos. Pero durante los primeros 150 años del Imperio Romano, fue muy diferente.

            Cuando empezó la historia del Nuevo Testamento, Augusto era el emperador romano. Reinó del 30 a.C. al 14 d.C. Su nombre era realmente Octavio, pero el Senado votó para otorgarle el título de Augusto. Augusto viene de la palabra augure, que significa “incrementar.” El término Augustus nunca se había aplicado a alguien hasta esta acción del Senado. De la palabra Augusto obtenemos la palabra augusto. Por lo tanto, él fue declarado divino y más tarde fue considerado un dios.

            Augusto estaba reinando en el momento en que Jesús nació. Tenía una mente brillante pero era terriblemente perverso. No tenía ningún tipo de consideración por la religión o los principios religiosos. Podría matar a los hombres sin golpear un ojo. Cuando se hizo emperador, él y algunos otros dignatarios decidieron eliminar a todos sus enemigos. Tenían trescientos senadores y dos mil hombres de negocios condenados a muerte sin juicio. Si el cristianismo hubiese nacido durante el tiempo de un gobierno democrático, podríamos preguntarnos si funcionaría bajo algún otro sistema de gobierno. Pero si pudo crecer bajo el gobierno de Augusto, puede crecer en cualquier parte.

            Tiberio le siguió a Augusto. Tiberio reinó del 14 d.C. al 37 d.C. Muy pocas personas han matado con tan poca razón como lo hizo este hombre. No tenía nada de simpatía por la creencia de un hombre en la deidad. La Biblia habla de Tiberio en Lucas 3:1. El cristianismo de hecho surgió realmente bajo el reinado de Tiberio.

            Calígula reinó sobre el trono del 37 d.C. al 41 d.C. Estaba loco e intoxicado con el poder. Mientras estaba en un banquete con algunos amigos, de repente se echó a reír. Alguien dijo: “¿Por qué te ríes? Y respondió: “Estaba pensando que sólo con asentir con mi cabeza podría tener todas sus gargantas cortadas.” Mientras abrazaba a una de sus amantes, dijo: “Esta hermosa cabeza te la podría quitar si diera la orden.” Durante una escasez de carne en el zoológico, Calígula ordenó que todos los prisioneros calvos alimentaran a los animales en el zoológico. Hizo actos atroces sin siquiera vacilar. Debido a que el cristianismo avanzó muy bien en esos días en que los tiranos estaban en el trono ¿sería difícil que avanzara también en la actualidad? Hemos sabido algo sobre algunos líderes rusos, pero ¿Se podrían comparar con los emperadores romanos?

            Claudio reinó del 41 d.C. al 54 d.C. Su mamá lo describió como un monstro. De hecho, cuando ella se molestaba con alguien, con frecuencia decía, “Él es más tonto que mi propio hijo Claudio.” La Biblia hace mención de Claudio en Hechos 11:28 y en Hechos 18:2. Claudio realmente quería ser dios. De hecho, tenía las cabezas de todas las estatuas de los dioses quitadas y una réplica de la suya colocada en lugar de ellos. Su madre decía: “Es un monstro, un aborto de la naturaleza.”

            De todos los emperadores, supongo que Nerón fue el peor. Reinó del 54 d.C. al 68 a.C. Él tenía sus esclavos que erigían algunas cruces en su magníficos jardines. Luego, tenía atados o crucificados en esas cruces. Saturaban sus cuerpos con brea inflamable y les prendía fuego. Disfrutaba ver el derramamiento de sangre, especialmente si era la sangre de un cristiano. Se divertía en alimentar a sus leones con cristianos. Algunas veces vestía a los cristianos con pieles de animales. Luego, soltaba a los perros y dejaba que los despedazaran. Él mató a su propia madre. También mató a su hermanastro. Hizo que una de sus esposas se suicidara. Envenenó a la tía que lo había criado. Más tarde incendió Roma y mientras se quemaba él se la pasaba cantando. Los cristianos se convirtieron en el chivo expiatorio de su horrible crimen. ¿Pudo la gente ser cristiano bajo el gobierno de Nerón? En Hechos 25 y 27 se hace mención de este gobernante en particular referido como César. En Filipenses 4:22 Pablo habla de los santos en la casa de César. Nerón era el emperador en el trono cuando se hizo esta declaración. En otras palabras, los cristianos podían serlo incluso bajo Nerón.

            Más tarde, fue Vespasiano, Tito, Domiciano, Nerva, Trajano y Adriano. Durante el reinado de Domiciano, Juan escribió el Apocalipsis. Adriano llegó hasta cerca del 137 d.C., momento en el que el Nuevo Testamento había sido completado y la iglesia se había extendido por todo el imperio Romano. Los cristianos pudieron ser cristianos incluso con los impíos emperadores en el trono.

SI BAJO ESOS ENCARGADOS―ENTONCES BAJO CUALQUIER GOBERNANTE

            No solo había emperadores malvados en el trono durante las primeras etapas del cristianismo, sino que también hubo encargados sumamente malvados que el gobierno romano ponía en el poder. Por ejemplo, estaba Herodes el Grande. Él empezó su reinado como rey de Judea en el 37 a.C. y reinó hasta el 4 a.C. Jesús nació durante los días de Herodes el Grande. Herodes hizo ejecutar a una de sus bellas esposas. Arrestó a su hijo Antípater y lo ejecutó. Augusto, el emperador, dijo: “Es mejor ser el cerdo de Herodes que ser su hijo.” Alguien dijo: “Herodes llegó al trono como un zorro, gobernó como un tigre y murió como un perro.” Herodes fue un gran constructor. Hay rastros del periodo herodiano por todo el Medio Oriente. Fue un gran constructor, pero un gobernante perverso.

            Hubo siete Herodes en total. Uno de los hijos de Herodes el Grande, fue Herodes Antipas. La Biblia tiene más que decir sobre Herodes Antipas que sobre cualquier otro Herodes. Por ejemplo, en Lucas 3:1, la Biblia dice que Juan el Bautista predicó durante el año quince del reinado de Tiberio César. En este pasaje también se hace mención de Poncio Pilato, el gobernador y Herodes Antipas, el gobernante de Galilea. Herodes se había casado con su sobrina, que en realidad era la esposa de su medio hermano, Felipe. Se la robó a su medio hermano y se casó con ella. Estos hombres no tenían escrúpulos en casarse con sus parientes más cercanos ni en tomar la esposa de otros hombre. Fue por este particular Herodes que Juan el bautista fue decapitado. Juan había dicho que era ilícito para Herodes tener a Herodías como esposa. Debido a la influencia de Herodías, Herodes ejecutó a Juan. Jesús llamó a este Herodes “aquella zorra” (Lucas 13:31, 32). Fue también bajo este Herodes Antipas que Jesús fue juzgado (Lucas 37:7-12).

            También estaba Herodes Agripa I, nieto de Herodes el Grande. El Nuevo Testamento no dice mucho de él. Sin embargo, era tan cruel que mató a Santiago a espada en Hechos 12.

            Si los cristianos pudieron ser cristianos bajos estos encargados, entonces nosotros podemos ser cristianos bajo cualquier gobernante.

SI EN ESAS CIUDADES―ENTONCES EN CUALQUIER LUGAR

            Además de estos emperadores romanos y encargados, ciertas ciudades eran muy malas en los días del Nuevo Testamento. La ciudad de Pérgamo, una de las siete mencionadas en Apocalipsis, era una ciudad como esas. En Apocalipsis 2:12-17 el Señor habló respecto a Pérgamo y dijo: “dónde está el trono de Satanás” (v. 13). No solo Satanás existía ahí, sino que ejercía una poderosa influencia en esa ciudad. Ahí se sentaba en su trono. Lo que era el trono de Satanás, no es claro. Pérgamo tenía un templo que fue edificado en el 29 a.C. en honor de Augusto. Por lo tanto, Pérgamo era un centro de adoración al emperador. Tal vez este templo era el trono de Satanás. Pérgamo había erigido un altar a Zeus y tal vez esto era lo que el Señor tenía en mente cuando habló del trono de Satanás. Sin embargo, incluso en una ciudad como ésta había cristianos fieles. El Señor dijo que había algunos que habían permanecido fieles, incluso en el cuartel general de Satanás (v. 13). Ahora bien, si los cristianos pudieron ser cristianos en Pérgamo, los pueden también ser en cualquier parte del mundo.

            Piense en la ciudad de Éfeso. Éfeso era una de las grandes ciudades de ese día. Aparentemente, era una hermosa ciudad. Tenía una de las siete maravillas del mundo, el templo de Artemisa o el templo de Diana, la diosa. Había mucha inmoralidad relacionada con ese templo. A cada paso había incitaciones para pecar. Sin embargo, Pablo dijo que una gran y eficaz puerta se abrió en Éfeso (I Corintios 16:9). Pablo trabajó más tiempo en esa ciudad de Éfeso que en cualquier otro lugar en su ministerio. Los cristianos pudieron ser cristianos incluso donde estaba el templo de Diana.

            Piense en Corinto. Corinto era probablemente la ciudad más inmoral de ese día. Los griegos habían acuñado una palabra de la palabra Corinto que significaba practicar la prostitución. La Acrópolis estaba a 450 metros por encima de la ciudad y ahí estaba el templo de Afrodita, la diosa del amor. El templo de Afrodita empleaba a mil prostitutas religiosas. La gente iba ahí a fornicar en nombre de la religión. Decir que un hombre era un “corintio” era uno de los peores comentarios que se podían hacer de él. Sin embargo los cristianos podían ser cristianos aun en Corinto.

            Atenas era la gran ciudad del aprendizaje. Altares a los dioses paganos estaban por doquier. Incluso un altar al dios desconocido estaba en esta ciudad. Habían hecho un dios de la sabiduría y el aprendizaje. Pablo se quedó casi solo cuando entró en la ciudad. Pero dejó una iglesia allí. Los cristianos pudieron ser cristianos incluso en Atenas. ¡Si, había iglesia incluso en Atenas!

CONCLUSIÓN

            Si los hombres pudieron seguir al Señor bajo Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio, Nerón, Vespasiano, Tito, Domiciano o Adriano, los cristianos pueden ser cristianos en cualquier parte. Si los cristianos pudieron serlo en Pérgamo, Éfeso, Corinto o Atenas, los cristianos pueden serlo donde sea. Por lo tanto, el Señor nos ha hecho saber con seguridad que, “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8:31).

            En II Corintios 2:14 Pablo dijo que Dios siempre (no algunas veces, ni ocasionalmente, no de vez en cuando) nos hace triunfar en Cristo. ¡Cuánto consuelo el Señor nos ha dado! Él dijo: “Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida” (Apocalipsis 2:10). Romanos 8:37 dice: “Somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” Los cristianos pueden ser cristianos en cualquier lugar. El cristianismo es un sistema que funcionará bajo cualquier emperador o cualquier forma de gobierno.

            Cuando alguien dice: “Debido a las malas influencias alrededor mío, no puedo vivir la vida cristiana,” no lo crea. Los cristianos pueden ser cristianos en cualquier parte. En ciertos lugares podría ser extremadamente difícil, pero los cristianos pueden ser cristianos en cualquier parte.

Pida   al   Señor   ayuda   cuando   su   fe  esté amenazada; Apóyese en Él. Si Pablo y otros pudieron soportar todo lo que soportaron, si los mencionados en Hebreos 11 pudieron permanecer fieles a pesar de todo lo que se les lanzó contra ellos, entonces el Señor nos está diciendo que independientemente de cualquier terrible situación, los cristianos pueden ser cristianos.

Al español

Jaime Hernández Castillo

Querétaro, Mex.  Mayo del 2017

 

PUERTOS INADECUADOS

PUERTOS INADECUADOS

POR GEORGE BAILEY

Puerto

Pablo aceptó con gusto la responsabilidad que el Señor le dio, la de convertirse en un “instrumento escogido.” Esa responsabilidad lo llevó a enfrentarse cara a cara con muchas experiencias amargas y difíciles. Sufrió mucho por su Señor. Para que se dé una idea de lo que tuvo que pasar, debe leer el relato de II Corintios 11.

            La celda se hizo algo familiar para él. Fue ahí donde obligado, pasó algunos de los mejores años de su vida―no por el mal que había hecho sino por ser justo. Así lo dijo, “Peligramos a toda hora…cada día muero…batallé contra fieras” (I Corintios 15:30-32).

            ¿Por qué es tan difícil que la justicia prevalezca? ¿Por qué algunos están siempre decididos a hacer daño a la causa del Señor? Siempre ha sido así y supongo que siempre lo será. Parecía que los enemigos de la cruz disfrutaban llevar a Pablo al tribunal. Se deleitaban al verlo maltratado y perseguido. Se esforzaban para que no hubiera justicia en sus juicios; pero, como ciudadano romano Pablo usó su libertad para apelar al César.

            Dijo, “Si algún agravio, o cosa alguna digna de muerte he hecho, no rehúso morir; pero si nada hay de las cosas de que éstos me acusan, nadie puede entregarme a ellos. A César apelo. Entonces Festo, habiendo hablado con el consejo, respondió: A César has apelado; a César irás” (Hechos 25:11, 12).

            Pablo fue hasta César. Esto requería un viaje a Roma, la capital del gran imperio. Se hicieron los preparativos y se fijó la fecha para el largo y agotador viaje. Los barcos de entonces eran muy rudimentarios, el navegar era con frecuencia era peligroso y los barcos que se aventuraban enfrentaban graves peligros.

La dificultad marítima

            Pablo y otros prisioneros, fueron puestos bajo la custodia de un centurión de la compañía de Augusto. La travesía daba inicio. En el capítulo 27 de Hechos se puede encontrar la interesante historia de este peligroso viaje.

            Al leer el relato, veamos algunas dificultades que enfrentaron. Se nos dice que “habiendo pasado mucho tiempo y siendo ya peligrosa la navegación” (v. 9). Los vientos muchas veces no ayudaban. A los miembros de la tripulación y a los pasajeros se les advertía que el viaje sería difícil y con mucho daño, no solo para la carga y el barco, sino también para sus propias vidas. Los vientos eran impetuosos. Esto produjo “una tempestad no pequeña” (v. 20). Una vez que el barco se vio envuelto en la tormenta, “no pudiendo hacer frente al viento,” como la traducción literal del pasaje sugiere. Se dice que el capitán del barco “lo dejó a la deriva.”

            Gran parte del trabajo lo hacían los responsables de la nave. La nave era agitada tremendamente por la tempestad que era casi imposible dirigirla correctamente. Además los vientos violentos, pertinaces y las olas embravecidas sin misericordia, los enfrentaron a la posibilidad de naufragar. “Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días.” ¡Qué peligros creaban el mar y el clima!”

La necesidad de un puerto

            La naturaleza parecía decidida a destruir esa embarcación. En esa terrible situación, su capitán necesitaba de un puerto. Las embarcaciones necesitan de puertos, porque no pueden navegar a mar abierto por siempre. ¡Ni tampoco podemos nosotros! El hombre cansado y afligido debe encontrar un refugio o un lugar de descanso en el camino, de lo contrario, las violentas tormentas de la vida harán naufragar su barco.

            No podemos esperar que el mar esté siempre calmado. Soplarán vientos contrarios. Nos aguardan en el viaje de la vida dificultades graves. En ocasiones, el mar se hará impetuoso. Será difícil para nosotros “hacer frente a los vientos de la vida” y también existirá la posibilidad de naufragio.

            Como todas las naves que surcan los mares, el hombre, también debe tener un lugar de refugio. Su alma anhela un buen puerto en el que con seguridad pueda anclar su alma en paz.

            Sería ridículo para un barco anclar en un puerto que se conoce como inseguro. No todos los puertos son seguros. Las naves pueden estar más seguras en el mar que en algunos puertos. Todos los que navegan en el océano de la vida añoran un refugio en que sus vidas puedan estar estables cuando los vientos contrarios golpean o la tempestad amenaza.

Un puerto que no era adecuado

            Durante el viaje de Pablo a Roma, el capitán del barco se negó a quedarse en el puerto porque era “incómodo el puerto para invernar” (Hechos 27:12). El puerto era llamado “Buenos Puertos” (v. 8). Contrario a lo que el nombre pudiera sugerir, no era un lugar seguro para que la nave anclara.

            Aquí está el corazón de nuestra lección. Por lo que se refiere a las necesidades de la nave y la conveniencia de refugiarse ahí, este puerto no era fiel a su nombre. No era ciertamente un “buen refugio.” Podría haber estado todo bien en algunas ocasiones, ¡pero no haría que la nave estuviera segura durante la tormenta!

            La expresión, “incomodo el puerto para invernar,” significa “no apropiado, no bien equipado o ubicado, no adecuado; no adaptado.” Si la nave anclaba ahí, podría estar sujeta a posibles daños y finalmente al naufragio por las tormentas y el invierno por venir. Simplemente no era un puerto en que los marineros pudieran confiar.

            En la vida, hay puertos que al igual son “incómodos para invernar.” No solo son “inadecuados,” tampoco están equipados para llenar nuestras necesidades. Algunos de esos podrían proponer ser “buenos puertos” y podrían estar bien ubicados y llenar alguna necesidad, ¡pero no son lo que afirman ser cuando surgen las tormentas! Si alguien anclara su vida ahí, estaría sujeto a daño y finalmente al naufragio de su alma.

            El capitán de la nave de Pablo conocía muy bien el mar, de la clase de clima de los meses invernales y de la importancia de un puerto seguro y confiable, no podía darse el lujo de anclar ahí. Se negó anclar ahí en busca de uno más adecuado. ¿Por qué los hombres no podemos actuar en forma prudente con nuestras propias vidas y almas?

            No se equivoque, las tormentas invernales vendrán, debe elegirse un puerto que sea totalmente adecuado para que llene las necesidades en cualquier problema o crisis que pudiera surgir. Debe ser un lugar de refugio, un alberge, uno en el que se pueda confiar para una completa protección de las tormentas más violentas. No solo porque tenga un nombre agradable, sino que en realidad sea un “buen puerto” en el que el barco de la vida puede estar protegido en forma segura “en tanto que pasa la indignación” (Isaías 26:20).

Otros puertos que fallan

            Buenos Puertos no fue el único puerto que probó ser decepcionante para estos marineros. Buscaron refugio en otros puertos, pero estos también eran inadecuados. Lo inadecuado de uno era evidente, pero las deficiencias de los demás no se reconocieron rápidamente.

            ¿En qué otros “buenos puertos” buscarían estos hombres pasar el invierno? ¿Dónde estarían ancladas sus esperanzas de seguridad? ¿En qué confiarían en tiempos de peligro? ¿En dónde pondrían su confianza?

  • Buscaron refugio en su propia capacidad e ingenio. Usaron sus razonamientos más sabios y sus mejores capacidades, pero no fueron suficientes. “Suponiendo que hubieran cumplido su propósito,” buscaron refugio en la sabiduría de la mayoría. Votaron, “la mayoría” (v. 12) hizo su sugerencia, pero incluso la regla de la mayoría se vio más tarde que fue poco prudente.

            Los marineros, con todo su entrenamiento, estuvieron cerca de ser pérdida. Incluso el propietario y capitán del barco se equivocó, aunque conocía bien su embarcación, aunque conocía el mar y conocía algo de las condiciones meteorológicas, su conocimiento, experiencia y capacidad no fueron lo suficientemente adecuadas para lidiar con los problemas que el mar había creado.

            Alguien podría pensar que el consejo combinado y la capacidad de doscientos setenta y siete pasajeros podrían muy bien resolver cualquier problema que pudiera surgir, pero el hombre no puede depender demasiado de su pensamiento únicamente. Hay algunas cuestiones que el hombre más sabio sobre la tierra no puede manejar por sí mismo.

            ¿Qué estuvo mal? ¿No debería el hombre usar su habilidad e ingenio? ¿No ha funcionado esto en el pasado? Eso funcionará en ocasiones, pero hay veces en que no lo hará. “El que confía en su propio corazón es necio” (Proverbios 28:26). Estos hombres fueron necios en que “no consultaron a Jehová” (Josué 9:14).

            Aquí radica la razón de muchos de nuestros fracasos. Esta es la raíz de muchos de nuestros problemas. Estos marineros no tomaron en cuenta el hecho de que Dios controla el mar y los elementos naturales. Que también controla la existencia del hombre sobre la tierra. Pero el hombre frecuentemente insiste en confiar en su propia sabiduría y juicio.

            “Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte” (I Corintios 1:25-27).

            Solo cuando el hombre pone su fe en Dios, es que estará a salvo. “Venid ahora y razonemos, dice el Señor” (Isaías 1:18 LBLA). Dios siempre tiene la razón, pero el hombre muy a menudo se equivoca. El hombre está tan vacío sin Dios…¡tan tremendamente indefenso!

  • El Poder y la fuerza no probaron ser un puerto seguro para ellos. El gobierno romano, uno de los más poderosos en el mundo que se hayan conocido, estaba representado en la persona del centurión. Era de la compañía de Augusto. Para custodiar a los prisioneros tenía a su disposición cualquier arma o garrote, pero muy seguramente se dio cuenta de que no siempre el establecimiento de un refugio es posible a través de la fuerza.

            El gobierno civil sin lugar a dudas tiene su lugar. Fue ordenado por Dios y se le debe respetar y someterse (Romanos 13:1-7; I Pedro 2:13-17), pero hay algunas cosas que los mejores gobiernos sobre la tierra (excepto el reino de Cristo) no pueden dar ni proporcionar. ¿Qué protección puede ofrecer para el alma? ¿Qué seguridad puede dar contra las muchas tormentas de la vida?

            Sería muy imprudente anclar todas sus esperanzas solo en la fuerza y poder gubernamental. Recuerde, que incluso los gobiernos más poderosos del mundo están aun bajo el ojo vigilante y la mano controladora de Dios. Los sostiene a todos en la palma de su mano. El manejo poderoso de la bomba atómica o el poder para poner a los hombres al espacio exterior, no es, en sí mismo, un puerto adecuado para las esperanzas de una vida abundante. Confiamos demasiado en la fuerza física y no lo suficiente en lo espiritual.

            Escuche algunas de las advertencias que Dios dio a su pueblo en días pasados. “Esforzaos y animaos; no temáis, ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él. Con él está el brazo de carne, más con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas” (II Crónicas 7:8). “¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda y confían en caballos y su esperanza ponen en carros, porque son muchos y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!” (Isaías 31:1).

             “He aquí que confías en este báculo de cascada, en Egipto, en el cual si alguno se apoyare, se le entrará por la mano y la traspasará. Tal es Faraón rey de Egipto para todos los que en él confían” (II Reyes 18:21). ¿No se nos ha dicho que “ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes”? (Eclesiastés 9:11). “La justicia engrandece a la nación; Más el pecado es afrenta de las naciones” (Proverbios 14:34).

            “No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. Se complace Jehová en los que le temen y en los que esperan en su misericordia” (Salmo 147:10, 11). Nuestro Dios “es poderoso para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros” (Efesios 3:20). ¡Solo aquí nuestras vidas sacudidas por las tormentas encuentran un refugio para descansar!

  • Otro puerto que resultó decepcionante fue la riqueza. El dinero se podría describir como “un proveedor universal para todo menos para la paz y la felicidad y un pasaporte universal para todo menos para el cielo.” Decimos que “el dinero habla,” pero hay ocasiones cuando debe permanecer en silencio. Existe una alegría que ninguna cantidad de dinero puede dar (I Timoteo 6:7).

            La embarcación de la que estamos estudiando parecía que iba cargada de trigo y otros productos. Sin duda, bastante riqueza estaba involucrada. La nave fue aligerada de su aparejo, y dos veces aligerada de una gran parte de su carga. ¿Qué podría hacer esa riqueza para alejar o tener bajo control la tormenta que se había presentado?

            A los hombres con dinero se les advierte “que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos” (I Timoteo 6:17). La riqueza no puede proteger el alma de una persona contra la soledad y el vacío espiritual. Job rechazó poner “en el oro su esperanza” o decirle al oro fino, “Mi confianza eres tú” (Job 31:24).

            ¿Qué podía hacer el oro durante la tormenta? ¿Qué esperanza puede dar el dinero durante un bombardeo? ¿Qué pueden hacer las posesiones materiales para restaurarle la vida a un ser querido que ha fallecido? ¿O para evitar la muerte? Podría asegurar a la familia que se queda, ¡pero no al que muere!

            ¿Pueden los bienes terrenales impedirnos entrar al valle de la sombra de muerte? ¿Pueden dar paz a un corazón atribulado y destrozado? “¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas, como las alas del águila y volarán al cielo” (Proverbios 23:5).

            ¡Qué “insensato” fue el rico agricultor que buscó su refugio en el puerto de la riqueza (Lucas 12:16-21)! La riqueza puede crear una tempestad en el puerto, ¡pero no puede establecer un puerto en la tempestad!

  • Incluso la “suerte” no se convirtió en un puerto propicio para ellos. Cuando todo lo demás falla, el hombre con mucha frecuencia lleva sus posibilidades a la “suerte.” Esto no funciona. ¡Es demasiado impredecible y poco fiable!

            En la descripción de la tempestad y de los peligros creados por ella, se hace mención en Hechos 27, que “ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos” (v. 20). El capitán, por un momento, pensó que habían caído sobre algunas rocas y los marineros “echaron cuatro anclas por la popa y ansiaban que se hiciese de día” (v. 29). Esto se hizo y como si, por una extraña coincidencia, ¡la luz del día apresurara su llegada!

            “Cuando se hizo de día, no reconocían la tierra, pero veían una ensenada que tenía playa, en la cual acordaron varar, si pudiesen, la nave.” El siguiente versículo dice, “Cortando, pues las anclas, las dejaron en el mar” (v. 39-40)

            “Ansiaban que fuese de día.” “Si pudiesen” harían esto o aquello. “Las dejaron en el mar.” La suerte ya no parecía cooperar. Estaban a la merced del mar. Estaban en medio de la cruel tempestad y sus brutales brazos. ¿Por qué no pudo favorecerlos la suerte en ese momento? Estos hombres no se daban cuenta ¡que Dios es quien controla el mar y los vientos! Si hubieran confiado más en la fe y menos en el destino, podrían haber encontrado el refugio que buscaban.

 Ningún puerto es adecuado sin Dios

            Parecía que la nave y todos sus pasajeros estaban condenados al fracaso. Eso pudo ser verdad, de no haber sido por una cosa—¡el refugio que un pasajero había encontrado en su Dios! Un ángel apareció a Pablo con un mensaje de esperanza de la orilla del cielo. Había refugio en ese mensaje y hay refugio en el mensaje de Dios para nosotros ahora. ¿Creerá este mensaje como Pablo lo hizo? ¿Irá ahí por su seguridad como Pablo lo hizo? Muchos años antes, David encontró ese refugio. Dijo, “Oh Jehová; en ti me refugio” (Salmo 143:9).

            Después de recibir el mensaje del ángel, Pablo dijo, “Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho” (Hechos 27:25). ¡Qué confianza! ¿Y por qué no? ¡Porque ningún puerto es adecuado sin Dios!

            Hay un anclaje eterno en la Palabra de Dios (Hebreos 6:18, 19). Al final hay ruinas separado de ella. David dijo, “Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mis socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda” (Salmo 121:1-3).

            El gran Salmo de David sobre el refugio concluye con estás reconfortantes palabras: “Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” (versículos 7 y 8). ¡Solamente en la Palabra de Dios podemos encontrar tal protección!

            De acuerdo a nuestro texto (Hechos 27), había momentos cuando “el viento del sur sopló suavemente” y había momentos cuando “los vientos eran contrarios.” Había momentos cuando parecía que esos vientos cumplirían su propósito; y había momentos cuando “la nave estaba sumamente agitada por la tempestad.”

            ¿Pero quién controlaba esos vientos? ¿Quién ordenaba las acciones del mar? ¿Quién ocultó la luna, el sol y las estrellas para que no brillaran por varios días? Él —Dios— era el único al que se debía tomar en cuenta; sin embargo, ninguno de los pasajeros, sino solo Pablo lo había consultado. ¡El ingenio humano, la inteligencia, la inventiva y la intención fracasaron! ¡El poder y la fuerza no fueron de ayuda en un momento como este! ¡Las posesiones terrenales no pudieron hacer nada! ¡Incluso la suerte no pudo tranquilizarlos! Su única esperanza estaba en Dios, que tiene el control de todas las cosas.

            “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia” (Salmo 127:1). Ningún puerto que haya sido construido y cuidado por el hombre es perfectamente adecuado para la protección del alma. Jacob pudo ver la sabiduría de buscar el refugio en la casa de Dios. Él dijo, “No es otra cosa que casa de Dios y puerta del cielo” (Génesis 28:17).

            “Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” (Mateo 15:13, 14). Ninguna casa o planta—hogar, iglesia o institución—que no haya sido edificada mediante el diseño de Dios, no es perfectamente segura como un puerto adecuado.

            Aquí está la profecía acerca de Cristo, para la era cristiana y el refugio que puede encontrarse en el Señor. “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio. Y será aquél varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa” (Isaías 32:1, 2).

            Los placeres del pecado no son duraderos, sino sólo temporales (Hebreos 11:25). Los deseos no pueden satisfacerse por que “batallan contra el alma” (II Pedro 2:11). Las armas de guerra no son siempre de fiar, sino “mejor es la sabiduría que las armas de guerra” (Eclesiastés 9:18). “Mejor es la sabiduría que la fuerza” (Eclesiastés 9:16).

            Uno no puede “ahogar sus penas,” ni “aminorar el dolor” de su alma — ¡excepto en Cristo! No es suficiente tener un credo que defender: ¡debe tener un credo que lo sustente! Para ese credo, escuche las palabras de consuelo de Josué: “no ha faltado ninguna de ellas” (Josué 23:14).

Dios es mi refugio

            Josué había experimentado cuarenta años en los hornos de ladrillos en Egipto; había pasado cuarenta largos años en el desierto; y en el tiempo de esa declaración, había pasado treinta años en la tierra prometida. Por lo tanto, podía hablar por experiencia. Lo sabía, no eran solo conjeturas, ni era algo que otro le hubiera dicho; si no más bien, estaba dispuesto a anclar su alma para el mundo venidero ¡en lo que él mismo había visto en Dios!

              “No ha faltado ninguna de ellas.” Este fue el último testimonio de Josué. Para él, esa faceta de las promesas inagotables de Dios fue el puerto más adecuado que se pudiera encontrar.

            De otro pasaje tenemos este testimonio: “Bendito sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho; ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado” (I Reyes 8:56). El Señor “no retarda su promesa” (II Pedro 3:9). Sus promesas son “preciosas y grandísimas” (II Pedro 1:4). Uno bien puede encontrar en estas promesas “un refugio adecuado para invierno.”

            A través de su Hijo, Dios ha prometido “toda bendición espiritual” (Efesios 1:3). A través de Cristo tenemos “todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad” (II Pedro 1:3). Note la suficiencia que tenemos en la Palabra: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (II Timoteo 3:16-17). “

            “Porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente y de la venidera” (I Timoteo 4:8).

            Si rechazamos a nuestro Señor, “¿a quién iremos?” (Juan 6:8). Él no rechazará a ninguno que, a través de la obediencia (Hebreos 5:8, 9), se refugie ahí (Juan 6:37). “En la sombra de las alas de Dios” ahí está el refugio (Salmo 57:1). Él “es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (II Timoteo 1:12).

            Es muy peligroso navegar en los mares de la vida sin tener un puerto adecuado. Solo Cristo puede proporcionar el refugio que necesitamos. Si pudo proteger a un pequeño bote de la más dura de las tormentas (Marcos 4:36-41), seguramente protegerá nuestras vidas ahora (I Pedro 5:7).

            Esto no será así al menos que estemos “en Cristo.” Esas dos pequeñas palabras se encuentran muchas veces en el Nuevo Testamento. Sugieren (1) una posición, (2) un privilegio, (3) una posesión y (4) una práctica. Donde Él está (posición) ¡deberíamos querer estar! Lo que Él es (privilegio), ¡deberíamos querer ser! Lo que Él tiene (posesión), ¡deberíamos querer tener! Lo que Él hace (práctica), ¡deberíamos querer hacer! Él dice, “porque separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5).

            ¿Cómo puede un hombre entrar a Cristo sin ser “bautizado en Cristo”? No solo somos “bautizados en Cristo,” sino que “somos bautizados en su muerte” (Romanos 6:3, 4). ¡Qué privilegio, qué posición, qué posesión; qué práctica! “Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que vuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado” (Romanos 6:5, 6).

            ¿Por qué no buscar el refugio que Cristo ofrece y por qué no hacerlo ahora? Hay peligro en la demora. “La noche está avanzada y se acerca el día” (Romanos 13:12). No hay refugio para los que se niegan a obedecer el evangelio (II Tesalonicenses 1:7-9). “He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (II Corintios 6:2).

            Que Dios lo ayude a aceptar la protección que ofrecen los puertos que son perfectamente adecuados y ¡que evite todos los otros que “son incómodos para invernar”!

Para descargarlo en pdf haga click aquí: 02Puertos Inadecuados  

                                      Al español

Jaime Hernández

Querétaro, Mex. Noviembre del 2011

UN DÍA PARA RECORDAR

Un día para recordar

(Hechos 2)

Por  Earl I. West

“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.” (Hechos 2:1).

ManosINTRODUCCIÓN

En casi toda nación el recordar un día en particular es muy importante para la gente. Por ejemplo, en Estados Unidos recordamos el 4 de Julio de 1776, como el día en que se emitió nuestra declaración de independencia. De esta manera el 4 de Julio se ha convertido en un día especial para cada americano. En Francia, el 14 de Julio es el Día de la Bastilla. El Día de la Bastilla se compara con nuestro 4 de Julio. En este día en 1784, durante la Revolución Francesa, el pueblo francés obtuvo su libertad de los tiranos que los gobernaban.

            Para los primeros cristianos y los que actualmente están tratando de regresar al cristianismo del Nuevo Testamento, el día de Pentecostés es un día inolvidable. En el día de Pentecostés, Dios empezó una nueva administración completamente.

            Todo en el pasado había apuntado hacia el día de Pentecostés. Los profetas habían dicho de un tiempo por venir cuando el Espíritu Santo se derramaría sobre los apóstoles. La vida de Jesucristo señalaba a través de su propia vida, muerte, sepultura y resurrección como etapas preparatorias para lo que sucedería en el día de Pentecostés. Desde este día en adelante, la religión se convirtió en algo totalmente diferente del judaísmo del Antiguo Testamento. En Pentecostés, Dios instituyó  un  nuevo tipo de administración para gobernar sobre su pueblo.

            El día de Pentecostés era considerado por los judíos como muy significativo. En el Antiguo Testamento, el día llamado la Fiesta de las Semanas iniciaba al final de su Fiesta de la Cosechas. En el sábado siguiente de la Pascua, los sacerdotes ofrecían dos panes a Dios. Estos panes se hacían del primer trigo que se juntaba durante el tiempo de la cosecha. Los dos panes empezaban un gran periodo de fiesta. Los judíos debían contar siete semanas a partir de ese sábado. El día después de la séptima semana, el cincuentavo día, los judíos lo llaman la Fiesta de las Semanas. Era el clímax de un período largo de acción de gracias a Dios de fiesta y cosecha. En este día todos los judíos varones debían venir al templo en la ciudad de Jerusalén de todas partes de Palestina con el objetivo de adorar a Dios.

            Alrededor del 700 a.C., los judíos empezaron a dispersarse por todas partes del mundo mediterráneo. En los tiempos del Nuevo Testamento, los judíos venían de muchas naciones de alrededor del Mediterráneo a Jerusalén para recordar el día de Pentecostés.

            La literatura rabínica dice que el día de Pentecostés era un día muy especial para el judío. Algunos de los rabinos contaron los días uno por uno desde que la primera Pascua se observó en Egipto hasta que los hijos de Israel cruzaron el desierto, pasaron el Mar Rojo y vinieron al Monte Sinaí para recibir la ley. En el conteo meticuloso de todos esos días, los antiguos rabinos habían llegado a la conclusión que Dios les dio la ley en el Monte Sinaí en el día de Pentecostés. Decían “Cincuenta días después de la primera Pascua la ley fue dada en el Monte Sinaí.” La Biblia no dice nada de esa idea. Pero, según lo que sabemos de los pensamientos y hábitos judíos, cuando ellos se reunían a observar la Fiesta de las Semanas en el día de Pentecostés, pensaban no solo en el punto culminante de un largo periodo de gracias por la cosecha; sino también pensaban en la ley de Moisés.

            En este día en Hechos 2 Dios empezó su nueva administración. En este día Dios mostró su misericordia; tres mil personas fueron salvadas en lugar de ser condenadas por el Todopoderoso.

            Nunca podríamos entender el verdadero significado e importancia del día de Pentecostés si no recordamos el segundo capítulo de Hechos. Este capítulo de Hechos resalta tres fenómenos especiales que ocurrieron durante el día de Pentecostés.

I. EN PENTECOSTÉS VINO EL ESPÍRITU (2:1-4)

            Primero que todo, el Espíritu Santo fue derramado sobre los apóstoles en este día. Hechos 2:1-4 dice,

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

            Este acontecimiento insólito debe señalarse como significativo; ocurrió como resultado de una promesa que había sido hecha a los apóstoles.

            En Hechos 1:4, 5 nuestro Señor se había reunido con los doce apóstoles justo antes de su ascensión. Les mandó “que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” En otras palabras, les dijo a los apóstoles, “Quiero que permanezcan en Jerusalén; no se retiren de ella. En el momento oportuno, vendrá sobre ustedes el derramamiento del Espíritu Santo.”

            Algunos tienen la idea que los 120 discípulos recibieron el bautismo del Espíritu Santo. Esto no es verdad en lo absoluto. El último versículo del capítulo 1 dice, “Y les echaron suertes y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles” (Hechos 1:26; itálicas mías). El siguiente versículo dice, “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos” (Hechos 2:1; itálicas mías). La declaración “estaban todos unánimes juntos”  se refiere a los doce apóstoles. En el contexto del capítulo, este hecho se confirma. En el versículo 7, Lucas escribió, “Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan?” (Hechos 1:7). En otras palabras, los únicos que hablaron por el Espíritu Santo eran galileos, pero los 120 no eran todos galileos. Lucas también añadió, “Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz” (Hechos 2:14). Había solo doce de ellos que levantaron sus voces en lenguas en esa ocasión en particular.

            Hechos 2:37 dice, “Al oír esto, se compungieron de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿Qué haremos?” Claramente, por todo el capítulo, los apóstoles son los únicos que recibieron el Espíritu Santo. Fueron los únicos que hablaron en nuevos idiomas. Fueron los únicos que informaron a la gente lo que debían hacer para ser salvo. Por lo tanto, la promesa de Juan que había sido hecha, fue una promesa que se refería a los apóstoles de Cristo.

            Además, el Señor les había dicho a sus discípulos que no se fueran de Jerusalén, sino que esperaran la promesa del Espíritu Santo. A estos apóstoles nos solo se les había prometido el Espíritu Santo por Juan el bautista, sino también por Jesucristo mismo.

            Mas tarde, cuando Pedro se refirió a esta promesa en Hechos 2, dijo, “Mas esto es lo dicho por el profeta Joel” (Hechos 2:16). Se refería a Joel 2:28. Joel vivió en una época cuando los pecados de Israel eran particularmente graves. Joel le señaló al pueblo de Israel que la ira de Dios caería sobre ellos a causa de su maldad. Predijo que Dios iba a inundar la tierra entera con langostas. Estas langostas serían horribles; serían la venganza divina sobre el pueblo a causa de su pecado. En su profecía, también veía un día más feliz. Joel predijo que ese día llegaría cuando Dios sería un Dios de misericordia. Mostraría su gracia dando al pueblo inmensurables bendiciones. Entre sus bendiciones sería un derramamiento del Espíritu Santo. Por este medio y a través de los apóstoles, el pueblo sería guiado a toda la verdad. Con el Espíritu Santo, estos apóstoles estarían capacitados para ir al mundo entero con el mensaje de Jesucristo.

            Usted y yo podríamos preguntar, ¿Cuál fue el propósito de las lenguas?” La respuesta es muy clara. Pablo explica el propósito parcialmente en I Corintios 14:22. Dijo, “Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos.” El hablar en lenguas fue obviamente un milagro. En el Nuevo Testamento un milagro es una señal. En Juan 20:30, 31, Juan dijo,

Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

            Una señal era una indicación de la presencia de Dios. Con el Espíritu Santo Pedro predicó que Jesucristo era el Hijo de Dios―¡crucificado, sepultado y resucitado!

            ¿Cómo sabía el pueblo que Pedro estaba hablando la verdad? Ya que las señales eran milagros obvios, sirvieron de propósito de corroborar el mensaje que Pedro pronunció. En Hechos 2 Pedro dijo,

Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su  descendencia, en  cuanto  a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono, viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción. (vv. 29-31).

            Pedro continuó diciendo que todos ellos eran testigos de la resurrección. Luego añadió, “Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís” (Hechos 2:33). En otras palabras, Pedro dijo, “Nosotros los apóstoles somos capaces de hablarles en lenguas hoy y se preguntarán ¿Por qué? Porque al que crucificaron ha ido a la derecha del Padre. Y ahí ha recibido poder para enviar sobre nosotros el Espíritu Santo. El derramamiento del Espíritu Santo es una indicación que la vida, obra, muerte y resurrección de Cristo son hechos cumplidos y que Dios se agradó con todo lo que su Hijo llevó a cabo.”

            El Espíritu Santo fue dado como un tipo de aprobación divina sobre los apóstoles. En el primer capítulo de Hechos, el Señor les prometió a los apóstoles que les enviaría el Espíritu Santo a Jerusalén. La venida del Espíritu Santo sería una prueba inequívoca de que Jesús se había ido al cielo como lo prometió y se había sentado a la derecha de Dios.

            Por todo el Nuevo Testamento, la aparición del Espíritu Santo indica la aprobación de Dios. Note el argumento de Pablo en Gálatas 3. Pablo se había ido a Galacia a predicar el Evangelio. Se había marchado y a su paso otros habían venido predicando. Ellos probablemente decían, “Pablo realmente no está predicando el Evangelio; Pablo realmente es un falso maestro.” Estaban denunciando lo que Pablo había hecho en Galacia. Pablo escribió la carta a los gálatas para defender su ministerio. Declaró que el mensaje que había predicado había sido recibido del Espíritu Santo. La presencia del Espíritu Santo era el sello divino de aprobación sobre la predicación del Evangelio.

            Usted lo consideraría muy extraño si un hombre me dice algo, y yo digo, “Sí,” y otro hombre hace una declaración contradictoria, pero yo digo todavía que, “Sí.” Si digo, “Estoy de acuerdo con ambos,” usted pensaría que he perdido mis sentidos. ¿Cómo podría alguien estar de acuerdo con dos personas con creencias opuestas? Creemos que Dios puede. La venida del Espíritu Santo en los tiempos Bíblicos fue el sello de aprobación de Dios sobre lo que los apóstoles estaban enseñando.

  1. EN PENTECOSTÉS LA IGLESIA INICIÓ (2:22-36)

            En el día de Pentecostés, la iglesia empezó. El Espíritu Santo estuvo implicado activamente en todos los eventos de Jesús. El Espíritu Santo participó en el arribo de Jesús al mundo. Dios colocó su aprobación divina en su nacimiento. Cuando la iglesia del Señor Jesucristo nació en el mundo, nació en medio de la actividad del Espíritu Santo. Por la presencia del Espíritu Santo en este gran evento, Dios estaba diciendo que Él aprobaba la iglesia.

            Era la obligación de Pedro en su sermón aclarar cualquier malentendido. Se pensaba que Pedro y los apóstoles estaban ebrios. Pedro dijo que era solo la hora tercera de la mañana y que no podrían estar tomados. Entonces, Pedro empezó a predicar. El corazón de su mensaje fue que Jesucristo era el Hijo de Dios y que había sido crucificado por la multitud. Él dijo, “No pusieron atención a la ley de Dios. Por la rebelión de sus corazones clavaron al mismo Hijo de Dios en la cruz.” Además dijo que fue clavado en la cruz, que fue sepultado y levantado de su tumba y está ahora a la derecha de Dios. Él es nuestro supremo Señor. Ésta es ahora su administración. A través de la vida y de las enseñanzas de Jesucristo, todos los hombres deberían ser traídos al entendimiento de la voluntad de Dios. Tal como Pedro hizo eco más tarde, no hay otro nombre debajo del cielo dado a los hombres para poder ser salvos (Hechos 4:11, 12).

III. EN PENTECOSTÉS UNA MULTITUD OBEDECIÓ (2:37-47)

            Después que Pedro predicó ese gran sermón, un tercer evento ocurrió convirtiendo ese día en un día extraordinario. Este tercer evento fue la respuesta fenomenal de la gente al mensaje de Pedro. Había una oleada de emoción. En primer lugar, las palabras de Pedro destrozaron sus corazones. La Biblia dice, “Se compungieron de corazón” (Hechos 2:37). Pedro confrontó a esta gente con sus propios pecados. Vieron por primera vez lo que realmente eran. Cuando reconocieron que lo dicho por Pedro era verdad, dijeron, “Varones hermanos, ¿Qué haremos?” (Hechos 2:37). Esa era una pregunta lógica.

            Le preguntaron, “¿Qué haremos? Hemos hecho lo malo. Estamos condenados delante  de  Dios   por   lo  que  hemos  hecho. ¿Podemos hacer algo al respecto?” La respuesta de Pedro fue: “Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). Se nos dice en el siguiente versículo que los que recibieron sus palabras fueron bautizados y el Señor añadía a la iglesia a los que habían de ser salvos. Note como Pedro vinculó el arrepentimiento y el bautismo. El bautismo y el arrepentimiento son necesarios para la remisión de los pecados. Nuestra respuesta al arrepentimiento y al bautismo es la prueba real de si o no nos estamos sometiendo a la voluntad de Dios. Nos enfrentamos cara a cara con dos alternativas de vida: podemos obedecer a Cristo y recibir su promesa de perdón o podemos desobedecerle y permanecer condenados con la culpa. Todos tenemos que tomar esta decisión tarde o temprano. En el día de Pentecostés, hubo tres mil personas que escucharon a Pedro y decidieron obedecer. Sus almas fueron importantes para ellos.

CONCLUSIÓN

            ¿Cuánto vale su alma para usted? ¿Esta dispuesto a responder a lo que Pedro dijo hace mucho tiempo? Si está dispuesto a arrepentirse y ser bautizado, sus pecados serán perdonados. Este no es mi mensaje; es el mensaje de la Escritura. Fue lo que Jesús mando a Pedro que predicara (Lucas 24:46-48). ¿Qué hará usted?

Versión al Español

Jaime Hernández Castillo

Querétaro, Mex. Enero del 2010

Descargar en pdf, 4 páginas tamaño carta:   Pentecostés

EL PREDICADOR Y LA PEREZA

Con SteveEl predicador y la pereza es el capítulo 10 del libro “Apto para el púlpito,” un libro que trata sobre el predicador y sus desafíos.

El hermano Steve Higginbotham nos habla de las razones para evitar la pereza, cuáles son sus manifestaciones y cómo vencerla.

Descargar archivo en pdf, 7 hojas tamaño carta: 10El predicador y la pereza

*En la foto el hermano Steve, mi hija Alicia y su servidor, en una visita que les hicimos a él y a su esposa Kim en su oficina en la iglesia de Cristo Karns en Knoxville, TN.

Entregando a mi hijo al Diablo

Mesa KimSe dice que en el matrimonio, el dolor y el estrés por un divorcio son más grandes que incluso el dolor de la muerte de un cónyuge. Creo que lo mismo se puede decir de romper los lazos con su hijo. A menos que alguien haya experimentado este tipo de pérdida y dolor, no podrá comprender plenamente el profundo dolor experimentado por un padre.

Alguien podría preguntar, ¿por qué romper relaciones con su hijo? La respuesta es, “por lealtad a Jesús.” Ser discípulo de Jesús exige que nuestra relación con Él sea más grande que nuestra relación con nuestra propia familia, incluso con nuestros hijos (Mateo 10:37).

            Oro para que nunca tenga que hacer tal sacrificio, pero también oro para que ame al Señor lo suficiente como para optar por Él antes que su hijo en un momento dado. En esta situación es donde nosotros nos encontramos. Esta es nuestra vida. Nuestro hijo mayor le ha dado la espalda al Señor y a pesar de todos nuestros intentos, se niega a arrepentirse. En consecuencia, nuestra relación ha cambiado. No podemos seguir así y pensar que somos leales a Jesús (II Tesalonicenses 3:6, 14-15; I Corintios 5:1-13). Nuestro contacto con nuestro hijo es ahora limitado solo a intentos por restaurarlo. No tenemos compañerismo. Solíamos compartir vacaciones, llamarnos por teléfono regularmente e intercambiar mensajes de texto, eventos familiares, etc., pero ahora, todo eso se ha acabado. Nuestro hijo le ha dado la espalda completamente a todo lo que creía. No tiene respeto por el Señor ni pos Su iglesia. Ha preferido una vida de pecado más que por la esperanza de la salvación. Y debido a su rebelión contra Dios, nosotros como padres debemos tomar una decisión. ¿O pasamos por alto su práctica del pecado y seguimos con nuestra relación o nos alejamos de él como el Señor lo instruye?

            Creo que la sangre de Cristo es más importante que la carne y la sangre física que comparto con mi hijo. Lamentablemente, mi esposo y yo sabemos el dolor de “entregar a nuestro hijo al Satanás.” Esas palabras son mordaces, impactantes, estremecedoras y lúgubres, tal como Pablo pretendía que fueran cuando las escribió (I Corintios 5:5). Quizás estoy escribiendo esto para mí más que para los que las leen. No he visto a mi hijo en casi dos años y medio y hay días en que el dolor es como al principio. Hasta ahora, he guardado este dolor dentro de mí y lo he compartido solo con un par de mis amigas más cercanas. No estoy segura, pero creo que no ha habido un día en que no haya derramado lágrimas. A veces es solo una lágrima y otros días son gritos desgarradores de desesperación. Me he tenido que detener al ir manejando debido a que lágrimas me ciegan mis ojos, solo para literalmente gritar y llorar de dolor. Estoy devastada por nuestra pérdida; su pérdida.

            Siento desesperación y desesperanza. Estoy asustada. Lo que probablemente comenzó como un coqueteo inofensivo con el pecado se ha convertido en unas arenas movedizas que jalan a mi hijo cada vez más hacia el infierno. A veces siento envidia de otros padres que tiene relaciones cercanas y amorosas con todos sus hijos adultos. Me siento avergonzada por lo que mi hijo ha hecho.

            El hecho es que no conozco a esa persona que una vez pensé que conocía muy bien. ¿No vi cosas que debí haber visto? Creí que nuestra relación era muy cercana. Adoraba a ese niño. ¿Fue mentira el amor que nuestro hijo nos expresaba? ¿Cómo se convirtió un niño respetuoso y obediente en uno que desprecia flagrantemente todo lo que le enseñamos y todo lo que representamos?

            Una completa noche de sueño…¿qué es eso? Si bien soy capaz de conciliar el sueño con facilidad, no hay una noche que pase que no me duerma hasta la mañana. Me levanto a media noche y el primer pensamiento en mi mente es que solo tuve un terrible sueño, pero pronto me doy cuenta que no era un sueño, es la realidad; mi realidad.

            Trato de imaginar dónde está mi hijo ahora y qué podría estar haciendo y me duele. El pecado es horrible. Es asqueroso. Pervierte. Si bien no quiero saber, me atraen sus redes sociales. Quiero apartar la vista, pero no puedo,  me preocupo mucho.

            Algunas veces lo más difícil son los recuerdos. Recordar la alegría que sentía con aquel bebé regordete que me miraba con tanta adoración. Recuerdo cuando se sentaba en el mostrador de la cocina ayudando a pelar papas o a mezclar los ingredientes en la masa. Recuerdo nuestros días de la escuela en la casa en la mesa de la cocina y leyendo juntos en el sofá. Recuerdo cuando cantábamos juntos en la cocina. Recuerdo el orgullo que sentí cuando dirigía el canto o daba un devocional a los jóvenes en la iglesia. Esos recuerdos son todo lo que me queda ahora. No hay más que hacer.

            De vez en cuando, puedo ver a un joven que se parece a mi hijo. O puedo estar limpiando el armario y veo una fotografía. O alguien me pregunta con buenas intenciones dónde está mi hijo ahora. Todo esto me hace llorar. Él era un muchacho guapo, excelente estudiante, talentoso músico, muy amable y considerado con los demás. Nunca nos dio problemas mientras estuvo en casa. Amaba a sus hermanos. Recuerdo su “risa contagiosa.”

            El día de las madres y el del padre son muy difíciles. Mientras que usualmente recibíamos las más preciosas tarjetas y notas de amor y aprecio, ahora cualquier correspondencia de él está llena de ira, culpa y rencor. Aun peor son las palabras sarcásticas y blasfemas que usa para con su Padre celestial.

            Auto análisis, culpa, desesperación, miedo…he experimentado todas estas emociones. ¿Quién es un padre perfecto? Cualquiera daría lo que fuera para poder volver el tiempo. Pero sé que éramos buenos padres. Amamos a nuestro hijo, pasamos tiempo con él, lo alentamos y le enseñamos la Palabra de Dios.

            No sé lo que el futuro le depara a nuestro hijo o a nuestra familia. Lo que sí se es que Dios es fiel (II Tesalonicenses 3:3). Él hará lo que es correcto (Génesis 18:25). Recompensará a los que diligentemente lo buscan (Hebreos 11:6). Ahora comprendo mejor que antes, anhelo las promesas del cielo, es decir, que Dios enjugará toda lágrima…no habrá más muerte, llanto, clamor o dolor (Apocalipsis 21:4).

El cielo será un lugar de gran reunión con los que ya se han ido. Hay un antiguo himno que invita a todos a “venir a la fiesta.” Solo deseo que no tengamos una silla vacía en nuestra mesa.

Apéndice: Después de haber leído varias respuestas a mi artículo. Vi varios conceptos erróneos que se vertieron. Por lo tanto, pensé que podría clarificar algunos de estos para algunos lectores.

  1. El amor incondicional no es lo mismo que la aceptación. Casi todos los que me han escrito me han “regañado” por no amar a mi hijo “incondicionalmente.” Su acusación es falsa. Amo a mi hijo incondicionalmente. No hay nada que mi hijo pueda hacer para provocar que lo deje de amar. Creo que eso es lo que es el amor incondicional y eso es lo que practico. No obstante, muchos están aparentemente confundidos al no ser capaces de distinguir entre el amor incondicional y la aceptación. Si bien nunca dejaré de amar a mi hijo, me niego a aceptar el pecado del cual mi hijo permanece sin arrepentirse. Dios ciertamente es un Dios de amor, pero ¿acaso muchos han olvidado que este “Dios de amor” disciplina a sus hijos, incluso los “deja” (Romanos 1:24, 26, 28) y un día se separará eternamente de ellos? Dios no deja de amar a sus hijos, pero su amor no le impide separarse de ellos (Isaías 29:1-2). Creo que si la gente leyera a los profetas, se sorprenderían al ver cómo su visión miope del amor es anulada por la genuina respuesta del amor de Dios. Además, harían bien en recordar que un hombre, un hombre bueno, vino a Jesús y le preguntó qué tenía que hacer para ser salvo. Jesús le dijo qué hacer y el hombre no estuvo dispuesto a hacerlo. Sin embargo, fíjese bien en lo siguiente. El texto dice que Jesús, mirándolo, lo amó. Pero lo dejó marcharse. No lo llamó para que regresara. No cambió sus términos. Él lo amó, pero dejó que se alejara (Marcos 10:21-22). El hecho de que nuestro hijo se haya alejado de nosotros no significa que lo hemos dejado de amar.
  2. Jesús amaba a los pecadores, incluso socializando con ellos. Por supuesto que sí. Y lo mismo hago yo. Pero lo que muchos no entienden es que hay dos tipos de pecadores. Pecadores que están fuera del cuerpo de Cristo (aun en el mundo) y pecadores que son parte del cuerpo de Cristo (hermanos). El apóstol Pablo, bajo inspiración dijo que éstos últimos deben tratarse de diferente manera (I Corintios 5:9-11). Los corintios tenían una pregunta en relación al tener compañerismo con pecadores y Pablo les dijo que habían mal entendido sus instrucciones. Les dijo que no prohibía que los Cristianos tuvieran relaciones con los pecadores, por el contrario, no podríamos vivir en el mundo. En su lugar, les dijo que no tuvieran compañerismo e incluso ni comer con un pecador que fuera HERMANO en Cristo. No me sorprende que muchos no vean esta diferencia porque no se predica con frecuencia y es incluso más raro ponerlo en práctica. Pero está en la Biblia…léalo usted mismo.
  3. ¿Cuál pecado es tan terrible como para “dejar” a su hijo? En primer lugar, no hemos “dejado” a nuestro hijo. Él nos abandonó a nosotros. Nosotros estamos justo donde siempre hemos estado. Incluso el profeta Amós dijo que dos no pueden andar juntos a menos que estén de acuerdo (Amós 3:3). Él optó por andar por el sendero del pecado. Un sendero en el cual no andaremos con él, ni lo apoyaremos mientras lo anda. En primer lugar, mi lealtad es a Dios, no a mi familia (Mateo 10:34-37). En segundo lugar, el pecado específico es irrelevante. Mi respuesta sería la misma si no se arrepintiera de cualquier pecado. Por supuesto, no estoy hablando de pecados momentáneos de la debilidad humana, pecados cometidos en el momento o pecados que intentamos quitar. Estoy hablando de pecados a los que nos hemos entregado. Pecados en los que ya no luchamos, sino a los que nos hemos rendido. Una vez más, la doctrina de la disciplina la ignoran muchos Cristianos hoy y por lo tanto, junto con el mundo, se sorprenden al enterarse de ella. Pero si cree que la Biblia es la Palabra de Dios, entonces usted tendrá la decisión de obedecerla o desobedecerla (I Corintios 5:1-13; II Tesalonicenses 3:6, 14-15).

Y un pensamiento final. A los que, a través de su “fingida” indignación justa, pidieron mi muerte; Oraron para que me pudriera en el infierno; que sugirieron que me hicieran actos sexuales; que me maldijeron con las más viles profanidades; y que han blasfemado al Dios que sirvo…permítanme asegurarles una cosa…sus palabras de odio solo le han dado solidez a mi postura. Su discurso de odio, envuelto en una preocupación fingida y el amor de Dios y mi hijo, han servido para recordarme que vivo en un mundo perdido. Sus palabras me han dado valor y no me han amilanado. Sus palabras han profundizado mis raíces. No me moverán. De hecho, sus palabras me han dado razón para regocijarme en que me han concedido el privilegio, por pequeño que sea, de compartir el sufrimiento de Jesús. “Gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo…” (I Pedro 4:13).

Tomado con permiso de TeachingHelp.org

http://www.teachinghelp.org/giving-your-child-to-the-devil/#more-2617

6/Mayo/2017

Al español

Jaime Hernández

Querétaro, Mex. Agosto de 2017

Versión en pdf: Entregar tu hijo al Diablo

NUNCA ME CASARÍA CON UN PREDICADOR

Steve and KimCuando conocí a mi esposo hace 33 años, él estaba estudiando el último año de la licenciatura de Biblia en la Universidad Freed-Hardeman. Estuvimos saliendo todo ese año y nos casamos en el verano siguiente. Se sorprendería saber que no lo escuché predicar o enseñar en una clase hasta casi dos meses después de nuestra boda. Con un promedio de 3 lecciones por semana más todos los compromisos adicionales que tiene ¡ahora lo he escuchado hablar públicamente más de 5000 veces! ¡Uf! ¡Soy bendecida de haberme conseguido uno bueno!

Además de no oírlo predicar, no tenía idea de lo implicaba ser “esposa de predicador”. Crecí en un hogar Cristiano, sin embargo nunca escuché a mis padres hablar de las esposas de predicadores con algunas expectativas. Nunca salí con otro muchacho que planeara predicar. Así que cuando nos comprometimos, empezaron a surgir algunos comentarios tales como “Oh no, nunca me casaría con un predicador,” “Vivirás en una casa de cristal,” “Todos esperarán que seas perfecta.” Un par de meses después de haberme comprometido, pospuse la boda porque tuve medio por no saber en qué me estaba metiendo y no sabía si iba a dar la talla.

Gracias a Dios, mi amor por el hombre se sobrepuso a mis temores. Si estuviera en la misma situación, ¡lo haría todo nuevamente! ¡He sido bendecida sin medida en este viaje! Con mucha frecuencia, escucho hablar a otras esposas de predicadores que parece que no hacen más que quejarse y amargarse. ¿Hay dificultades? ¡Por supuesto! ¡Así es la vida! Sin embargo, a través de la vida con un esposo que ama al Señor lo suficiente para dedicar su vida al servicio de Él, le proporcionará bendiciones y oportunidades que superarán con creces ¡cualquier dificultad!

En seguida, algunas cosas que he aprendido a través de los años del matrimonio y del estar casada con un predicador:

  • Las únicas expectativas que importan son las de Dios y las de su esposo. Dios espera que usted viva y madure como mujer Cristiana y sea la mejor esposa que pueda ser (Santiago 4:7).
  • Encuentre el lugar donde quiera servir y dedicarse al Señor. Nadie puede hacer todo, pero todos necesitamos estar ocupados en la obra del Señor (Efesios 2:10).
  • Cuando se enfrente a la crítica de los demás, evalúe si hay algo bueno en ella. Si no lo tiene, no se ocupe de ella. Recuerde que nuestro servicio es para el Señor (Efesios 6:7; Colosenses 3:23-24).
  • No critique a su esposo delante de los demás. Esto incluye a la familia, amigos o miembros de la iglesia. Siempre hable con respeto de su esposo (Efesio 5:33, I Pedro 4:8).
  • No espere ni sienta la necesidad de ser mimada y consentida constantemente. Más bien, consiéntalo a él. Sé cómo suena, pero es cierto. Será verdaderamente bendecida a cambio (Hechos 20:35, Filipenses 2:3-4).
  • Haga del trabajo de la casa su tarea principal. No es muy fácil aplicarse mucho en un trabajo secular y hacer la obra de la iglesia. No obstante, Dios le dio la responsabilidad de ser ama de casa a la esposa. Haga del hogar el lugar más confortable para que él siempre tenga prisa por regresar a casa por la noche (Tito 2:5).
  • Aprenda a controlar su lengua. Al estar casada con un predicador, escuchará cosas de su marido y de otros que son confindeciales. Nunca sea alguien en la que no se pueda confiar (Proverbios 31:11).
  • No ponga énfasis en las cosas materiales. El querer siempre más es una trampa que la hará endeudarse llevando estrés sobre su marido y el matrimonio. Sea agradecida con lo que el marido le provea. Solo se evidencia ingratitud al no estar contenta con lo que ya tenemos (I Timoteo 6:6-11, Filipenses 2:14).
  • Esté disponible con su tiempo y atención. Está casada con un hombre que es una figura pública en una posición respetada. Vístase bien y muestre bondad y compasión hacia los demás. Hay mujeres dentro y fuera de la congregación que les encantaría tener a su esposo como si fuera suyo. Si usted no está disponible para él con su tiempo y atención, habrá alguien más que estará feliz de dárselo. No de lugar a la tentación (I Corintios 7:3-5).
  • Sea una mujer discreta. Aprenda cuándo hablar y cuándo guardar silencio (Santiago 1:19; Proverbios 17:27-28).
  • Sea sumisa. Sé que este término no es muy popular, pero es bíblico. La sumisión no significa que va a hacer lo que quiera de todos modos. La prueba verdadera es cuando él le pide algo que usted no está dispuesta a hacer. Cuanto más se someta, más la amará y la respetará. Cuanto más él la ame y respete, es más fácil someterse (I Pedro 3:1-6).
  • No descuide su vida espiritual. Lamentablemente, no recibirá un boleto gratis al cielo porque su marido sea un hombre piadoso. Aunque me he beneficiado enormemente y he aprendido mucho de mi marido, estoy obligada a estudiar por mí misma (II Timoteo 2:15). Le responderé a Dios por lo que hice y no hice (II Corintios 5:10).
  • Sea la mayor animadora de su marido. No sé de ningún trabajo en el mundo más importante que el de su marido. Puede trabajar largas horas con el salario mínimo. Puede ser llamado a horas de la madrugada para tratar con situaciones difíciles. Puede enfrentar críticas injustas de otros. Puede distraerse y sabe que el domingo viene y hay que preparar tres lecciones y cumplir con otras responsabilidades. Se sentirá exhausto mental y físicamente. Necesita que usted le aprecie su trabajo y sus esfuerzos. En lugar de quejarse de su ausencia, use el tiempo para ponerse al día en su casa o trabajar en sus propios proyectos (I Tesalonicenses 5:11; Eclesiastés 4:9-12; Proverbios 12:25).
  • Diviértase. Escucho a mucha gente hablar del “trabajo” que exige el matrimonio. Es cierto que esforzarse en ser más abnegada y sacrificarse por su esposo. Sin embargo, el “trabajo” ¡tiene su diversión! No sobrecarguen su agenda que sacrifiquen tiempo entre ustedes. Planifiquen citas sorpresas en días especiales, ¡haga cosas que inesperadas y disfrútense! (Proverbios 15:13; 17:22).

Si bien, hay algunas que “nunca se casarían con un predicador,” conozco muchas Cristianas que darían cualquier cosa por tener un esposo Cristiano fiel que pase su vida sirviendo a Dios. Si está casada con un predicador, ¡agradézcale a Dios por él cada día!

Tomado con permiso de TeachingHelp.org

http://www.teachinghelp.org/id-never-marry-a-preacher/#more-2431

25/Agosto/2017

Al español

Jaime Hernández

Querétaro, Mex. Agosto de 2017

Versión en pdf:  Nunca me casaria con un predicador

CONOZCA LA IGLESIA DE CRISTO

Por alrededor de 1997, en mis primeras incursiones a la WEB para encontrar la Verdad, encontré la siguiente serie de estudios en la página de Mount Vernon Church of Christ llamada “What Do the Scripture Say?” que administraba el hermano Mike Scott ya finado. En su sección de español, tuvo durante algún tiempo el libro “Conozca a la iglesia de Cristo.”  Tuve las lecciones en formato html en un diskette y las imprimí. Con el tiempo han andado circulando en la red en archivos pdf, pero sin formato. Desconozco quién haya hecho la traducción de este libro para darle su crédito, pero hizo un buen trabajo.

En los archivos que ahora presento, he puesto las notas al pie de página que no traía la versión original y que aparecen en el libro impreso, también he puesto cursivas donde los autores las pusieron, he corregido faltas de ortografía (que aun por supuesto quedan algunas, siempre es necesario alguien que se dedique exclusivo a eso) y por supuesto le he dado formato justificado y a doble columna. También, he puesto los textos en versión RV1960 y algunas veces en LBLA, ya que el traductor, incluso pasó al español los textos. No obstante, algunas veces el autor del capítulo hacía referencia a la KJV y en otras a la NASB y la traducción no correspondía. Así que homologué todos los textos a la RV1960 y solo cuando era necesario, coloqué LBLA.

Es un libro excelente para que las personas conozcan de la iglesia, exponiendo sus creencias básicas. Fue publicado primeramente en 1981, por Star Bible Publications, que en aquel entonces la manejaba el hermano Alvin Jennings. Son 52 lecciones, que se acomodan perfectamente para cubrir todas las lecciones en un año. Dependiendo la profundidad con que se traten.  Cada lección fue escrita por un evangelista diferente, pero podemos encontrar a Wendell Winkler, Hugh Fulford, Rex Turner, Dub McClish, Roy Lanier, Jr, George DeHoff, Robert Taylor, Jr., Hugo MCcord, Basil Overton, Reuel Lemmons entre otros. Les dejo las lecciones en forma individual y posteriormente al final en un archivo todas las lecciones con portada e índice para impresión.

01Predecida por los profetas

02Fundada por Jesús y sobre Él

03Hay solo una iglesa

04No es una denominación

05Jesucristo como su única cabeza

06Descrita por figuras

07NT nuestra regla de autoridad

08AT para su conocimiento

09Adora con himnos

10Pone aparte algo

11Participa de la Cena

12Ora de acuerdo al patrón bíblico

13La predicación es bíblica

14Cada iglesia es autónoma

15Supervisada por ancianos

16Diaconos que sirven

17Papel de los predicadores

18Usa solo nombres bíblicos

19Evangeliza al mundo

20Es la mano benevolente

21Enseña el plan de salvacion del NT

22Sigue el patrón del bautismo

23Los adultos sujetos al bautismo

24El papel de la mujeren la iglesia

25Los estandares de Dios para la vida santa

26Sostiene la enseñanza sobre el MDS

27Las Escrituras son la disciplina

28Adora en el día del Señor

29Restaura la iglesia original

30Exhorta a la unidad

31Llama a la comunion con Cristo

32Se puede perder la salvación

33La verdad acerca del ES

34Milagros no disponibles

35La salvación para todos

36Enseña la naturaleza del hombre

37Enseña la doctrina de la divinidad

38Enseña del castigo a los malvados

39Practica el sacerdocio de los creyentes

40Rechaza el ritualismo vano

41Lo que es de Dios a Dios

42Salvador nacido de una virgen

43Predica la Deidad

44La Biblia es inspirada

45Salva por la sangre de Cristo

46Reino establecido en el 33

47Salvación por fe, pero no por fe sola

48Esencial para la salvacion

49No acepta ninguna tradicion

50Aguarda el regreso de Jesus

51Enseña la resurreccion corporal

52Cielo para los justos e infierno para los impios

Libro completo, 147 páginas tamaño carta. SpConozca a la iglesia de Cristo

 

CRISTIANISMO PRÁCTICO – ESTUDIOS SOBRE EL LIBRO DE SANTIAGO

SantiagoUna vez más, David Roper escribe una excelente obra, adecuada para una serie de estudios bíblicos a abarcarse en un trimestre o para una serie de sermones sobre el libro de Santiago. En sí, este libro, es un comentario homilético, cada lección es temática y hará que sea fácil para el estudiante identificar y bosquejar en forma adecuada el libro. El predicador avispado, encontrará una gran fuente de aplicaciones y ayuda para sus sermones. Al final de cada lección vienen una serie de preguntas para tratar en clase y evaluar el aprovechamiento del alumno.

Santiago es un libro que aborda justo la forma en que vivimos. En una ocasión, una persona dijo que cada vez que leía el libro de Santiago, tenía la sensación de que Santiago había estado leyendo su correo. Lo práctico de este libro del Nuevo Testamento se tratará en este estudio.

En el libro de Santiago, estudiará “uno de las mejores y más ricas obras del Nuevo Testamento.”

01Sea Feliz

02El campo de pruebas de nuestra fe

03Como es su recepcion

04Esta su corazon lleno de prejuicios

05Esta su fe obrando bien

06Peligro, lengua trabajando

07También puede ser sabio

08Las guerras, mundanalidad y la voluntad de Dios

09A quien llaman ateo

10Cuidado con las riquezas

11Dame paciencia ahora mismo

12El poder de la oración

13La necesidad de conservar el alma

Libro completo en pdf, 140 páginas tamaño carta: SPSantiago

SERMONES QUE ME GUSTA PREDICAR

me-gusta-predicarColección de sermones del hermano David Roper, que aparecieron en forma escrita en 1997 en la publicación conocida como “La verdad para hoy” que edita el hermano Eddie Cloer.

Esta serie la pasé al español hace 10 años y durante este tiempo los he usado teniendo una buena respuesta. Si en algo se caracteriza el hermano Roper es en la forma tan clara y práctica de sus lecciones.

El primer sermón Sublime gracia, explica de una forma muy práctica lo que es la sorprendente gracia de Dios, que hasta un niño puede recordar su significado.

El segundo trata sobre el poder del Evangelio, qué es ese poder y qué es lo que produce en el hombre.

El tercero sobre los ciegos y el elefante, aborda el tema de la confusión religiosa actual y cómo todos aun teniendo la misma Biblia, la interpretan de diferente manera para su propia destrucción.

Hágase tu voluntad, es el cuarto de la serie y nos pone a reflexionar sobre el significado de esa frase en la vida de Jesús y lo que implica la misma en nuestras vidas.

El quinto, Dios dijo: “Paren de orar.” Es un tema que nos lleva a la acción. Hay ocasiones cuando Dios dice, dejen de orar (aunque es un mandamiento el orad sin cesar). Nuestra fe debe llevarse a la acción.

En el 6º. Sermón, Verdades bíblicas que mi madre me enseñó, el hermano aborda lo que su madre le enseñó y exhorta a inculcar verdades bíblicas importantes en la vida de nuestros hijos.

El séptimo, Recuerdos del hogar, aborda la parábola del hijo pródigo, con una exhortación a volver en sí a todos aquellos que se han alejado de las sendas de justicia y se han ido a vivir al país lejano del pecado.

El octavo, Él dudó,  tiene que ver con los errores que cometió Lot al dejarse llevar por la vista. Qué consecuencias puede traer para nuestra familia las decisiones que el varón toma.

En fin, sin duda serán de mucha ayuda para quien los use en su forma original o en adaptarlos a las necesidades locales de cada congragación.

Descargar lecciones en forma individual:

01sublime-gracia

02la-dinamita-de-dios

03los-ciegos-y-el-elefante

04hagase-tu-voluntad

05paren-de-orar

06verdades-que-mi-madre-me-enseno

07recuerdos-del-hogar

08el-dudo

Descargar todas las lecciones con portada e índice:

spsermones-que-me-gusta-predicar

Hermano, ¡Predique la Palabra!

pulpitoEl hermano Alan Highers, escribió la siguiente editorial en el Vol. 42, No. 3 de la Revista “La Espada Espiritual.” En ella resalta de importancia de predicar única y exclusivamente lo que Dios dice, pone varios ejemplos, pero pone énfasis en el caso de Micaías. Lea este interesante escrito y que sirva de entrada para este ejemplar de dicha revista.

En un tiempo en que hay miles de cuerpos religiosos alrededor del mundo, cada uno de ellos diciendo que agrada a Dios, cada uno de ellos diciendo que si las personas adoptan sus credos llegarán finalmente a la morada eterna, necesitamos recurrir a lo que dice Dios y no el hombre.

El hermano Highers comenta: Algunas veces vemos la frase “En memoria de mí” grabadas en la mesa que se utiliza para la Cena del Señor. Con frecuencia pienso que si algunas palabras se grabaran en el púlpito, deberían ser las palabras de Micaías en I Reyes 22:14.

Descargar artículo, 3 hojas tamaño carta en archivo pdf: editorial

UN CRISTIANO ES…

SERIE DE 13 LECCIONES SOBRE QUÉ SIGNIFICA SER CRISTIANO

Cristiano esEsta serie tiene como objetivo entender qué es un cristiano al analizar los términos por los cuales es llamado. ¿Qué significa ser llamado soldado? ¿Qué significa que un cristiano sea llamado peregrino? ¿O siervo?, etc. Se sorprenderá al descubrir que muchas veces pensamos que somos cristianos cuando realmente no lo somos.

Cada uno de los términos con los que se describe al cristiano, le dará ricas enseñanzas para el auto análisis o para la discusión en grupo, puede emplearse para clase de adultos o jóvenes. Puede descargar las lecciones en forma individual o el libro completo, son 67 hojas tamaño carta incluyendo la portada.

01Un hijo de Dios

02Un creyente

03Un discipulo

04Un siervo

05Un santo

06Un peregrino

07Un administrador

08Un soldado

09Un sacerdote

10Un llamado de Dios

11Un obrero

12Un miembro del cuerpo

13Usa un nombre digno

Libro completo, portada e índice: SPUn cristiano es

EL PLAN DE DIOS PARA LA CRIANZA DE LOS HIJOS

Serie de 13 lecciones sobre la crianza de los hijos

familia-rezarcapa_cancionnueva

          Toda generación necesita en forma desesperada un ejército de padres que teman a Dios a fin de formar y educar hijos fieles. Muchos padres han dejado su puesto de trabajo para ir y fraternizar con el enemigo, dejando a sus indefensos hijos vulnerables a la masacre espiritual a manos de un adversario implacable.

            No hay que subestimar la urgente necesidad del estudio de la paternidad como Dios la desea. El no cumplir con esta tarea de consecuencias eternas continuará llevando a la ruina a muchos hijos, familias, iglesias y naciones. Si bien los problemas de nuestro mundo son complicados, la solución es simple. Debemos empezar en el hogar. Los males de nuestro mundo actual pueden erradicarse si los padres cumplen con su responsabilidad con valentía y amor para enseñar a sus hijos a vivir una vida santa delante del Señor, enseñando a sus hijos a andar en los caminos dados por Dios.

Contenido (puede descargar las lecciones en forma individual)

01La necesidad de padres piadosos

02Sea como quiere que sus hijos sean

03Ame a sus hijos amando a su conyuge

04Padres, tomen la iniciativa

05Madres, cuiden el hogar

06La disciplina

07Los niños en los servicios

08Formando adolescentes

09La mundanalidad en el hogar

10Lecciones desde el comedor

11Piedras y serpientes

12El niño rebelde

13Dejandolos ir

Descargar libro completo con índice y portada: SPPlan de Dios para criar hijos

¿MATRIMONIOS SIN ESPERANZA?

pelea¿Alguna vez ha pensado que cierto matrimonio no tiene esperanza de sobrevivir? En ocasiones, hay un abismo tan ancho y profundo entre el esposo y la esposa que uno piensa que no hay esperanza de que permanezca, que la separación es inminente.

Quizás es un matrimonio que se formó “al vapor,” sin pensarlo, uno de ellos tiene más formación que otro, su noviazgo duró poco, tienen diferentes educaciones, sus personalidades son tan contrastantes que se ve poca esperanza de que permanezcan.

En ocasiones la hostilidad entre los cónyuges ha sido tanta que se han alejado por completo y se ve que el siguiente paso es el rompimiento. ¿En realidad no hay esperanza?

Sin duda conocemos matrimonios en tales circunstancias, ¿Qué deberíamos hacer para evitar lo que parece no tiene esperanza? En esta lección encontrará información valiosas para poder salvar el matrimonio.

Descargar archivo en pdf, 6 páginas tamaño carta: Matrimonios sin esperanza

SLOGANS DEL MOVIMIENTO DE RESTAURACIÓN

“Donde la Biblia habla, hablamos; Donde la Biblia calla, callamos”

  B. J. Clarke

bibliaEstamos familiarizados con el uso de eslóganes, somos bombardeados con ellos constantemente en radio, tv y medios impresos. Están diseñados para llamar nuestra atención y dejar huella en nuestra mente. Según Webster, es una frase que se usa para expresar una posición o una meta a alcanzar, es breve y capta la atención.

En este caso, ¿Qué significa el slogan “Donde la Biblia habla, hablamos, dónde la Biblia calla, callamos?” Tiene sustento bíblico o solo es una posición histórica que se ha venido trasmitiendo en el Movimiento de Restauración. ¿Quién dijo esta frase? ¡Cuándo se dijo por primera vez?

El hermano B. J. Clarke, expuso la siguiente conferencia en 1997 en el Ciclo de conferencias anuales de la Espada Espiritual.

Descargar archivo pdf, 12 páginas tamaño carta: Donde la Biblia habla

LA ADORACIÓN INFANTIL, CONTEMPORÁNEA Y POR GRUPOS

VARIEDAD EN LOS FORMATOS DE REUNIÓN

CAPÍTULO 28 LIBRO PILOTANDO EL ESTRECHO

niñosHa habido algunos cambios que han sucedido en años recientes con respecto a los formatos en las reuniones de adoración.  Estos son, dividir la iglesia en grupos los domingos por noche, los servicios de adoración “contemporánea” y la adoración infantil.

Una gran cantidad de iglesias ha implementado una variación en sus servicios nocturnos del domingo en la que la congregación se divide en varios grupos. Reuniéndose cada grupo en forma separada en los hogares para servicios nocturnos dominicales. Cuando hay una oposición significativa a este cambio, algunas iglesias optan por continuar teniendo una reunión en el edificio de la iglesia para los que no desean participar en los grupos.

la-adoracion-tradicional-y-contemporaneaOtras iglesias han optado por una reunión alterna el domingo por la mañana que se conoce como adoración contemporánea enfocada a jóvenes en un entorno donde puedan participar de una manera más “alegre” en lugar de lo aburrido, sombrío y formal en el que participan sus padres. De la misma manera, va enfocado a personas incrédulas para que se sientan más cómodas, algunas veces incluso introducen instrumentos musicales, aplauso, levantar las manos, etc.

Un tercer cambio que se está dando es el no permitir que los niños participen en la adoración con los adultos, se separan a los niños para darles un ambiente de aprendizaje más propicio para su edad ya que no se acoplan al entorno formal de adoración.hogares1

De las tres, la que se practica en México es la de la adoración infantil. ¿Qué dice la Palabra de Dios al respecto?

Descargar archivo, 5 páginas tamaño carta en pdf: 28Variedad en los formatos de reunión

EL ATAQUE A LA CENA DEL SEÑOR

CAPÍTULO 27 DEL LIBRO PILOTANDO EL ESTRECHO

Cena del SeñorOtra parte de la adoración que está recibiendo atención de los que abogan por el cambio dentro de la iglesia es la Cena del Señor. El área que se está atacando es la frecuencia de participación de la misma.

Las denominaciones siempre han pensado que la frecuencia no importa. Uno puede participar de la Cena del Señor una vez al mes, cada trimestre o una vez al año. Nuestros hermanos, de acuerdo con la Escritura, han señalado el error de esta clase de pensamiento. Han reiterado la posición bíblica de que Dios quiere que la iglesia observe la Cena del Señor cada semana. Los proponentes del cambio le han dado otro giro a la situación. Están insistiendo que la Cena del Señor puede observarse en otros días de la semana además del domingo.

¿Qué dice la Biblia respecto a esto?

Descargar las 5 páginas tamaño carta en archivo pdf: 27La Cena del Señor

EL SABIO

5ª. LECCIÓN DE PROVERBIOS

UN MANUAL PARA LA JUVENTUD

sabio¡El sabio es el personaje estrella del libro de Proverbios! Alguien a quien todos deberíamos imitar. Alguien a quien todos los hombres y mujeres deberíamos aspirar. ¿Qué características muestra aquel que es sabio?

Tema expuesto por el hermano Dub McClish en las conferencias de East Bristol Church of Christ en Mayo de 2004.

 Descargar lección en pdf, 12 páginas tamaño carta: 05El sabio

DEDICACIÓN DE BEBÉS

Presentación de bebés

CAPÍTULO 25 Y 26 DEL LIBRO PILOTANDO EL ESTRECHO

Muchas iglesias alientan a las parejas jóvenes a pasar con sus recién nacidos al frente del auditorio durante la reunión regular de adoración de la iglesia. El predicador toma al niño en sus brazos frente a la iglesia junto con sus padres. Dice unas palabras afectuosas de agradecimiento por el niño y expresa el sentimiento de todos de que al crecer el niño sea cristiano. Exhorta a los padres a que cumplan con su responsabilidad de criar al niño con el adecuado entrenamiento espiritual. O también expresa la esperanza de que Dios bendiga a los padres y al niño. Luego en seguida hace una oración ante la congregación en beneficio de la pareja y de su hijo.

Dedicar bebés introduce un formato que va más allá de la simple oración. La dedicación de bebés crea un nuevo acto de adoración que es completamente extraño al Nuevo Testamento. La dedicación de bebés son ceremonias formales que siguen el modelo de la práctica denominacional del bautismo infantil. Gran parte del mundo religioso cree que los bebés nacen pecadores, habiendo heredado el pecado de Adán.

¿Qué dice la Biblia al respecto? Descargar archivo en pdf, 2 páginas tamaño carta: 26Dedicacion de bebes

También les dejo el capítulo 25 sobre Días Especiales del mismo autor, algunas iglesias establecen servicios especiales en pascua, Halloween, Navidad. Incluso se juntan con las denominaciones: 25Días especiales

EL PAPA VS DIOS

EL PAPA VS DIOS por Jason Hilburn

ArrodilladaEl Papa contra Dios, es una tabla donde se comparan lo afirmaciones católicas sobre el Papa y lo que la Biblia dice. Una guía rápida en donde se pone en entredicho el Papado y lo deja como lo que es, un simple hombre, simpático, con buena voluntad, pero sin ningún poder dado de lo alto para autoproclamarse el “representante de Dios en la tierra,” algo que muchos creen, incluso los medios de comunicación.

Descargar la tabla, 1 página tamaño carta en pdf: EL PAPA VS DIOS

EL ESCARNECEDOR

4ª. LECCIÓN DE PROVERBIOS-UN MANUAL PARA LA JUVENTUD

BurlónOtro de los personajes que nombra el libro de Proverbios es el ESCARNECEDOR (21:24; 9:7), el libro da algunas características de él, por ejemplo, el 24:9 dice que el escarnecedor es abominación para los hombres. Sería importante considerar estas características ¡no sea que caigamos en esa categoría!

Descargue archivo pdf, 11 páginas tamaño carta: 04El escarnecedor

EL NECIO O INSENSATO

3ª. LECCIÓN DE PROVERBIOS – UN MANUAL PARA LA JUVENTUD

no-quiere-oirEl libro de Proverbios, contrasta al sabio con el necio o insensato, aquí algunos ejemplos. El sabio hereda gloria; la vergüenza es el legado de los necios (3:35). El sabio teme y se aparta del mal; el insensato es insolente y confiado (14:16). La lengua del sabio utiliza el conocimiento, pero de la boca del insensato brota locura (15:2). La reprensión es más efectiva para el sabio que cien azotes al necio (17:10). El hombre sabio es ahorrativo, pero el insensato es despilfarrador (21:20). El insensato da rienda suelta a su ira, pero el sabio la sosiega (29:11).

Es claro que el practicar la sabiduría trae gratificantes recompensas, mientras que el comportamiento necio y su estilo de vida es destructivo para la buena moral y la conducta social trayendo consecuencias inmediatas y eternas. Por lo tanto es imperativo que aprendamos más sobre el necio o insensato de Proverbios ¿Quién es? ¿Cuáles son sus características? ¿Por qué es tan opuesto al sabio? ¿Cuáles son los resultados finales de su insensatez? Y quizás e incluso más importante, ¿en dónde estamos ubicados dentro del espectro sabio/insensato?

Descargar lección dando click en el siguiente enlace, 9 páginas tamaño carta, archivo en pdf: 03El insensato

EL SIMPLE DEL LIBRO DE PROVERBIOS

2ª. LECCIÓN DE PROVERBIOS – UN MANUAL PARA LA JUVENTUD

El simpleLes comparto la segunda conferencia sobre el libro de Proverbios. Es en referencia al “simple.” El simple es la persona que se encuentra sin sabiduría para andar por la vida seguro. Está abierto a las opiniones e influencias, pero es arrastrado con facilidad. A los jóvenes y a muchos adultos se les caracteriza con frecuencia por la ingenuidad, así que están propensos a ser presa de las malas influencias, a los problemas y dificultades de la vida.

El hijo de David, Salomón escribió más acerca del simple que ningún otro escritor bíblico. Sus palabras son tan pertinentes y poderosas ahora, tal como lo fueron en los días en que se escribieron. La sabiduría llama al simple y le ofrece seguridad y libertad del temor al mal (Proverbios 1:33). Cuando el simple se niega a prestar atención a la llamada de la sabiduría, el adulterio, la quiebra, el crimen, la depresión, la enfermedad, el divorcio, las drogas, las borracheras, las peleas, la cárcel, los matrimonios tormentosos, la pornografía, la pobreza, el desempleo y la muerte prematura se convertirán en sus amigos familiares. Lo lamentable es que muchas personas optan por ignorar la sabiduría que Dios ha dado libremente a la humanidad.

Descargar archivo, 9 pags. Tamaño carta en pdf: 02El simple

INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE PROVERBIOS

PROVERBIOS – UN MANUAL PARA LA JUVENTUD

ProverbiosLes comparto la primera de una serie de lecciones sobre el libro de Proverbios. Son unas conferencias que cubrirán a los personajes del libro: al simple, al insensato, al escarnecedor y al sabio. Pero también se tocarán temas como la sabiduría, el temor a Dios, la fidelidad, cómo tratar a nuestro prójimo, como no tratarlo, como tratar a nuestros enemigos, la relación conyugal, el escuchar a los padres, el cuidado con las compañías, el trabajo y la pereza, la honestidad, el orgullo, el dinero, la ira y muchos otros temas que aborda el libro.

En esta ocasión les compartiré la introducción al libro. Sin duda, una excelente exposición que nos introduce a la literatura sapiencial. Su título, su autoría, la fecha en que se escribió, su estructura. Qué es el paralelismo sinónimo, el antitético, el constructivo y el de escalera. La ética en Proverbios, el propósito del libro y su interpretación.

Espero que sea de mucho beneficio para todo aquel que examine esta conferencia.

Descargar archivo en pdf, 8 páginas tamaño carta: 01Introducción