LOS PECADOS DE LA LENGUA

Chisme

Dice Proverbios 10:19, “En las muchas palabras no falta pecado; más el que refrena sus labios es prudente.” Los pecados más frecuentes y cotidianos son los pecados de la lengua, para muchos son considerados inofensivos, piensan que no le hacen daño a nadie, no obstante, son los pecados que dentro de las congregaciones hacen más daño para que los santos no cumplan con su objetivo, predicar el Evangelio (Mateo 28:19-20; Marcos 16:15-16) y la edificación (Efesios 4:11-13).

            Hemos sido testigos de congregaciones que se han resquebrajado a causa del chisme, la murmuración, la mentira, la calumnia, la adulación y la soberbia. La falta de unidad y la división es el resultado común de estos pecados (Santiago 3:16-18). Para que los santos den fruto, debe haber un buen ambiente, un buen entorno dentro de la congregación. Como en el mundo físico, para que un árbol o planta de fruto necesita estar en un entorno adecuado de temperatura y humedad. Los árboles tropicales no darán frutos en un entorno árido y frío. De la misma manera, el cristiano necesita de un entorno de paz y armonía para cumplan su objetivo y todos sirvan con una misma mente y un mismo parecer (I Corintios 1:10).

            Esta serie de lecciones aborda estos pecados, qué significan, qué provocan y qué consecuencias personales tienen. Qué las mismas sirvan para aliviar los problemas que enfrentan muchas congregaciones e individuos a causa de los pecados de la lengua.

Descargar archivo completo en pdf: SpLos pecados de la lengua

Descargar lecciones individualmente:

01El poder de la lengua

02Mentir, testigo falso y falso testimonio

03Calumnia

04Maldiciones

05Murmuracion

06Insultos

07La queja

08La adulacion

09Palabras hirientes

10La jactancia

11La Blasfemia

12Palabras corrompidas

13El silencio pecaminoso