EL PREDICADOR COMO ESPOSO

CAPÍTULO 11 DEL LIBRO EL PREDICADOR EN LA INTIMIDAD

pareja-felizEn una ocasión alguien dijo que para ser buen predicador es necesario “amar la Biblia y a los hombres.” No obstante otro más mejoró la frase en base a su experiencia y dijo que para ser buen predicador era necesario “amar la Biblia, a los hombres ¡y a su esposa!” (cuando el predicador es casado). Basaba su conclusión debido a que conoció predicadores que cuyo amor por la Palabra de Dios y por almas era evidente, pero su vida familiar era tal desastre que fue difícil para ellos establecerse en un solo lugar por mucho tiempo. La razón era simple, sus esposas o la forma en que las trataban sirvió de impedimento para su trabajo en el reino de Dios.

            Por otro lado había escuchado de hombres que no tenían habilidades evidentes, pero que continuaban en la obra local debido a que todos amaban y respetaban a su esposa.

            ¿Cuáles son las responsabilidades maritales de los predicadores? ¿Cómo entender a su esposa? ¿Cómo honrarla? ¿Cómo amarla?

            “Amar la Palabra, amar a los hombres y amar a su esposa” podría no ser una frase famosa. Pero si más predicadores llevan a cabo estos tres principios, sus esposas podrían ser el mejor sermón que hayan predicado.

Descargar archivo en pdf, 8 páginas tamaño carta: 14El predicador como esposo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s