EL SILENCIO DE LAS ESCRITURAS

El Nuevo TestaSilenciomento no dice nada acerca de rociar bebés, orar a María, encender veladoras por los muertos, o usar instrumentos de música en la adoración de la iglesia. La Palabra del Señor guarda silencio acerca de estos asuntos. La mayoría de la gente religiosa, incluyendo a las iglesias cristianas, entienden la fuerza del silencio con respecto a los primeros tres asuntos mencionados, pero tienen gran dificultad en aplicar el mismo principio al uso de instrumentos musicales en el culto. En ese momento, sugieren que simplemente signifique “indiferencia divina”, esto es, que a Dios no le importa una manera u otra. Pero si las Escrituras guardan silencio acerca de un asunto, significa simplemente que no hay autoridad divina.

La respuesta acostumbrada es, “¿qué hay acerca de los himnarios?” Las escrituras guardan silencio acerca de usar un himnario, por lo tanto, se asegura que los himnarios no están autorizados. La misma línea de pensamiento se propone acerca de los micrófonos, luces eléctricas, y cualquier otro dispositivo que los defensores piensan justificará el traer el instrumento al culto. La amonestación es a cantar (Efe. 5:19; Col. 3:16). Cualquier cosa que uno haga para obedecer el mandamiento, está incluida en el mandamiento siempre que no añada o subvierta el imperativo divino. Si uno usa un himnario, todavía está cantando. Si uno usa un micrófono, todavía está enseñando. No hay nada acerca de las luces que añada algún nuevo elemento a la adoración. Pero cuando uno añade el instrumento musical, le ha añadido al mandamiento. Ahora, no solo está cantando o haciendo lo que la Escritura instruye. Ha introducido un elemento nuevo, un tipo de música diferente. Cantar con un himnario todavía significa cantar y todavía hacer lo que la Palabra del Señor ordena; pero cantar con acompañamiento musical es más que cantar, más de lo que la instrucción divina imparte, y más de lo que la Biblia autoriza. El intento de introducir el instrumento musical por la puerta de la conveniencia simplemente no funciona. Implica el introducir un tipo de música diferente al que está autorizado.

No deje de descargar este ejemplar sobre el Silencio de las Escrituras, ¿Enseñan las Escrituras por el silencio? ¿Qué significa el “Hablar donde la Biblia habla y callar donde la Biblia calla”? El caso de Nadab y Abiú, La música instrumental y el silencio de las Escrituras, ¿Puede el silencio ser prohibitivo? 48 páginas en archivo pdf: El Silencio de las Escrituras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s